El Elche anuncia el fichaje de Carlos Sánchez

Por  0:31 h.

Carlos Sánchez con ColombiaDespués del inesperado traspaso de Gary Medel al Cardiff City, la dirección deportiva del Sevilla se ve aún más obligada a reforzar la posición de mediocentro, el único puesto que, a una semana de que comience la Liga, todavía no está completamente definido. La incorporación de Sebastián Cristóforo, quién llegará a Sevilla esta noche, estaba prevista antes de la marcha del chileno, por lo que otro futbolistade similares características tendría que ser contratado para sumarse a la lita de efectivos en la medular, donde actualmente solo figuran con cierta seguridad en el caso de Kondogbia, además del citado Cristóforoy Rakitic, que esta temporada, a buen seguro, "retrasará su posición" ante la cantidad de jugadores existentes en la mediapunta, ya que ni mucho menos está garantizada la continuidad de Guarente o la de Maduro.

Como es habitual, Monchi baraja una lista de candidatos. La opción que parecía más factible a día de ayer era la del colombiano Carlos Sánchez, quien ha militado en las últimas seis temporadas en el Valencienne francés. El futbolista tenía un acuerdo practicamente cerrado con el Elche, pero la intromisión del Sevilla a última hora hizo pensar que finalmente los de Nervión se llevarían a este futbolista. Tanto es así, que el presidente del conjunto ilicitano, José Sepulcre, daba por perdido prácticamente al jugador en la tarde de ayer: "Poco tenemos que hacer en la operación. Desde el mismo instante en el que apareció el Sevilla en escena las cosas cambiaron totalmente. Nosotros somos un equipo que viene de la Segunda división y el Sevilla, está claro, es otra cosa…".

Se trata de una operación manejada desde distintos frentes y con mucha aristas. Pasada la medianoche, a través de un comunicado oficial, el Elche ha anunciado el fichaje de Carlos Sánchez para las tres próximas temporadas.

Otra de las alternativas vinculadas al Sevilla es la del brasileño Ralf, que milita en el Corinthians brasileño. Se trata de un jugador contrastado en su país y que aportaría veteranía. Hace unos días, desde Brasil se apuntaba que la venta podría cifrarse en seis millones de euros cantidad importante y algo inferior a la gastada en las llegadas de Bacca y Gameiro.