Momento en el que Javi Navarro levanta el título de la UEFA lograda en Eindhoven
Momento en el que Javi Navarro levanta el título de la UEFA lograda en Eindhoven

Sevilla FC: 14 años de la gloria europea

El 10 de mayo de 2006, en Eindhoven, el Sevilla llamaba a la puerta de Europa logrando su primer título continental; «fue un punto de inflexión», recuerda Palop

Por  3:50 h.

Toda bonita historia tiene un principio y un final. En el caso del Sevilla FC y su grandeza y prestigio a nivel europeo, ese principio tuvo lugar un 10 de mayo de 2006. Hasta ese día, el bagaje del conjunto de Nervión en el Viejo Continente se reducía a cinco participaciones en la Copa de la UEFA, una en la Copa de Europa y otra en la Recopa. En la pequeña localidad holandesa de Eindhoven el Sevilla FC dio el paso adelante para decirle a Europa y al mundo que el principio de su gloria continental iba a tener lugar aquella noche.

«Recuerdo mucho nerviosismo y responsabilidad en las horas previas. En la comida, la cena y el desayuno hablábamos de lo mismo, de lo que significaría ganar un título, poder ganarlo después de tantos años para un club como el Sevilla. Nunca se nos pasó por la cabeza pensar en algo malo, en perder, pensamos en positivo», empieza recordando Andrés Palop, portero titular aquella noche en el Phillips Stadium. Ya la llegada al campo se presumía como una fiesta inolvidable. «Cuando llegamos al estadio recuerdo que la calle no era muy ancha, más bien estrecha, y la marea roja y blanca estaba por todos lados, fue un espectáculo. Las pulsaciones subieron mucho», rememora el meta valenciano.

El partido todos lo recuerdan. A pesar del 4-0 final al Middelsbrough inglés, no fue hasta mediada la segunda mitad cuando los sevillistas, en el estadio y en las teles de los bares y casas donde los nervios se ponían a prueba, pudieron respirar tranquilos. «El 1-0 se mantuvo gran parte del partido. Recuerdo que apretaron, la parada a Viduka, otro tiro suyo fuera del área que se marchó cerca del palo… Pero estábamos bien, y con el 3-0 ya supimos que no se nos escapaba la final», asevera Palop en ABC.

Tras el pitido final, la fiesta en todo su esplendor. Años y años de travesía por el desierto se esfumaron de un plumazo. En el vestuario no fue menos para una plantilla con pocos jugadores acostumbrados a la gloria. «Fue algo increíble. Vimos a la gente llorando de emoción, eso nos hizo muy felices. En el vestuario nos dejaron seis o siete cajas de cervezas y nos las bebimos todas. Duchamos a Juande, a Monchi y a Del Nido, fue una fiesta muy bonita», recuerda el ex portero.

Seguramente, nadie esperaba que se desatara lo que vino después, pero sin duda aquel 10 de mayo supuso un chispazo que inició la explosión de un Sevilla poderoso, ambicioso a nivel continental hasta el punto de que sus vitrinas lucen ahora un total de seis trofeos continentales y muchas noches para el recuerdo. Palop, protagonista en muchas de aquellas noches posteriores para el recuerdo, reconocía que «para que un equipo crezca tiene que haber un punto de inflexión, y aquella final fue el del Sevilla. En el segundo año reforzamos aquello con más títulos, esos dos años nos hicieron creer en que la entidad podía ser un equipo referente en Europa y que pudiera luchar por grandes objetivos. Esos años 2006 y 2007 cambiaron la entidad hacia esa mentalidad ganadora».

Una mentalidad ganadora que no han dejado de tener en un Sevilla que sigue forjando su leyenda compitiendo un año tras otros con los grandes de Europa. Eindhoven fue el principio, pero nadie quiere ver el final.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla, https://t.co/OKGmn3p4dA y https://t.co/2J9VfuERRI «El periodismo es la literatura con prisas» Mathew Arnold
RT @leandrosexta: Escribo mi recuerdo de una de las personas más maravillosas que tuve el privilegio de conocer.💚💚💚 - 2 días ago