Sampaoli, con Castro y Monchi, en un acto del Sevilla
Sampaoli, con Castro y Monchi, en un acto del Sevilla

Sevilla FC: demasiada incertidumbre mirando al futuro

El club tiene muchos frentes abiertos de cara a la próxima campaña: la continuidad de Sampaoli, el adiós de Monchi, la venta de acciones y el asunto de la afición, las cuestiones a resolver

Por  4:47 h.

El varapalo de la eliminación en la Liga de Campeones todavía escuece en el Sevilla, pero el club no puede parar a lamentarse y ya piensa en la próxima temporada. Con el objetivo de mantener la tercera plaza en lo deportivo, hay otros asuntos de mucho calado sobre los que pesan mucha incertidumbre, algo nada habitual en la entidad de Nervión. Quedan meses por delante para poder definirlos, pero lo cierto es que resulta llamativo que, a día de hoy, haya dudas sobre qué pasará en torno al banquillo, a la dirección deportiva, a la situación accionarial, al tema de las protestas de la afición y al asunto del posible cierre parcial del Ramón Sánchez-Pizjuán.

Continuidad de Sampaoli

El club quiere seguir contando con el argentino, quien por contrato tiene un año más. De hecho, el Sevilla ha hecho público que su intención, incluso, es ampliarle una temporada más la vinculación, pero Sampaoli no habla claro sobre este asunto cuando se le pregunta. El caramelo del Barcelona era muy apetecible para el técnico del Sevilla, quien ahora exige un proyecto más ambicioso todavía que el de esta temporada para seguir en Nervión. Ofertas no le van a faltar, a pesar del bajón que atraviesa el equipo en las últimas fechas, aunque el consejo de administración, con José Castro a la cabeza, harán lo posible para que continúe como sevillista, ya que consideran que su aportación ha sido muy satisfactoria, sobre todo para ser su primer año en Europa. En la entidad creen que ambos pueden seguir creciendo de la mano.

El adiós de Monchi

Aún no hay nada oficial, pero la marcha del director deportivo parece inevitable. Monchi intentó irse el verano pasado y al final dio marcha atrás, algo que ahora no parece entrar en sus planes. Salvo giro radical, la pieza clave del Sevilla de los éxitos tiene decidido que es el momento para salir de Nervión. Como a Sampaoli, ofertas no le faltan, aunque parece que es la Roma el equipo que más avanzado tendría su fichaje. Aun así, en el club todavía no se dan por vencidos, al menos José Castro, quien insiste en que hará todo lo posible por hacer cambiar de opinión al de San Fernando. Evidentemente, en el Sevilla saben de la importancia de Monchi, por lo que hay cierto miedo a qué pasará si se termina confirmando su adiós. En la entidad creen que la estructura de la secretaría está bien conformada, de modo que Óscar Arias, segundo de Monchi, podría tomar el relevo, aunque tampoco hay que descartar que se busque algún «refuerzo» fuera de la casa. Sin duda, este tema es el que más preocupa al sevillismo, consciente de que durante la última década, la de los éxitos, han pasado entrenadores y presidentes por el club, pero el que siempre ha estado ha sido Monchi.

Venta accionarial

Este asunto, tras la «paz» firmada en la temporada pasada dentro de Sevillistas de Nervión, parecía olvidado, pero el crecimiento del Sevilla ha provocado que sean varios los grupos interesados en comprar acciones del Sevilla. De puertas para fuera se ha vendido la estabilidad del club y el rechazo a este tipo de intereses, pero la realidad es que algunos miembros de la entidad han escuchado las ofertas, las cuales son muy apetecibles en lo económico. José Castro dijo rotundamente el miércoles que el paquete de Sevillistas de Nervión no está en venta, pero no hay que descartar que haya movimientos sobre este asunto. Mientras tanto, la familia Del Nido se encarga de filtrar que ellos bajo ningún concepto negociarían su parte, lo cual, lógicamente, imposibilitaría cualquier tipo de venta a gran nivel.

Problemas con la afición

El distanciamiento de los Biris con el actual consejo de administración parece no tener una solución cercana. Los ultras creen que los rectores, especialmente José Castro, no los han defendido de la mejor forma posible después de que se les haya prohibido introducir material con el nombre de Biris. Lo cierto es que la medida la ha adoptado Antiviolencia y el Sevilla no puede hacer nada para rebatirla. Sólo pedir que cesen los comportamientos negativos, ya que el mayor ejemplo de que, de no ser así, seguirá habiendo problemas es el caso de la propuesta de cierre parcial del Ramón Sánchez-Pizjuán. El club ya se ha sentado a hablar con los ultras en varias ocasiones, pero las posturas están lejanas y éstos siguen sin animar a modo de protesta, algo que ha enrarecido mucho el ambiente en los partidos del Sevilla como local.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes en ABC de Sevilla
Ramón Román
@ManuelCamino83 Mal en el tema de las tarjetas. En la expulsión, aunque la salida del balón no la veo nada clara, c… https://t.co/Qu1CowCtN1 - 4 días ago