Lopetegui, junto a varios de sus jugadores, durante un entrenamiento del Sevilla en la ciudad deportiva (Foto: Manu Gómez)
Lopetegui, junto a varios de sus jugadores, durante un entrenamiento del Sevilla en la ciudad deportiva (Foto: Manu Gómez)

Sevilla FC: Entrenarse de tres en tres desde el 1 de mayo

Los clubes presentarán al Gobierno un plan especial por grupos y distintos horarios para evitar infecciones

Por  3:50 h.

Un deportista de élite no puede permanecer dos meses sin entrenarse con normalidad en su hábitat natural, sea un campo de fútbol, una pista de atletismo, campo a través, en una piscina o en una pista de hockey o de balonmano. Esta carencia tan importante, por culpa del confinamiento que ha provocado el coronavirus, suscitó la queja de muchos deportistas que no podrían competir en igualdad de condiciones en los Juegos Olímpicos. Como un rodillo de fichas de dominó, la pandemia se llevó por delante todo el calendario de competiciones. Pero los deportistas no pueden seguir en estas condiciones mucho más tiempo. La pérdida de forma es «preocupante». A expensas de las futuras decisiones del Gobierno en materia de sanidad, que serán cumplidas a rajatabla, los clubes de Primera y Segunda división han mantenido conversaciones telemáticas entre sus cuerpos técnicos y propondrán a las autoridades poder entrenarse individualmente en el campo de fútbol dentro de un mes, en la semana que transcurre desde el lunes 27 de abril al viernes 1 de mayo. Los equipos han planificado unas formas de trabajo en grupos de tres jugadores como máximo, tanto en el vestuario, en los campo y en las zonas distintas de entrenamiento. Incluso plantean horarios diferentes. Todo ello evitaría las zonas rojas del Covid-19.

La propuesta de un permiso especial de entrenamientos individuales y controlados será extensiva para todos los deportistas de alto rendimiento en todas las disciplinas, pues todos sufren un mismo problema que es muy grave. «Es nuestro trabajo y puede hacerse de manera individual», señala un presidente de Primera. El fútbol, deporte rey, debe tomar la delantera en esta necesidad. «Por mucho que se entrenen en sus casas con nuestros planes, no lo hacen en el campo y un jugador puede perder un dos por ciento de su forma cada semana, vaya haciendo la cuenta», señala a ABC un preparador físico de un club madrileño de la máxima categoría.

«No podremos seguir así mucho tiempo, se puede entrenar individualmente en el campo cumpliendo las máximas normas de sanidad que dicta el gobierno», indica a este periódico un técnico de Segunda. Los equipos de la Liga tienen todo un programa bien definido. El proyecto ya ha empezado con la desinfección de las instalaciones, desde los campos a los vestuarios, de los 42 clubes.

El plan es que los jugadores se entrenen «en el verde» en grupos de tres. Unos pueden ejercitarse físicamente en solitario mientras otros centran a puerta y otros disparan en la otra portería. Todos ellos pueden mantener las distancias mínimas de dos metros de seguridad. Esos grupos de tres futbolistas, como otros deportistas, serán los únicos ocupantes del vestuario. Se podrán destinar otros vestuarios para otros grupos de tres. E incluso podrán trabajar en horarios distintos para que los veinticinco profesionales de una plantilla se entrenen cada día en su hábitat tradicional, el campo. En el caso de equipos con ciudades deportivas, el reparto de futbolistas por campos y vestuarios facilita el objetivo.

Los jugadores también podrán repartir su entrenamiento, de tres en tres, unos con trabajo físico en el césped, otros con entrenamientos con balón, otros en el gimnasio y otros en trabajo de piscina. Las posibilidades son ilimitadas en espacio y en tiempos horarios, a lo largo de todo un día, en una planificación gradual y casi individual. «Los porteros no pueden continuar así, sin que nadie les dispare a puerta», señalan los técnicos del Real Madrid, que lamentan que Asensio ha hecho nueve meses de evolución magníficos y ahora se ve perjudicado porque lo que su cuerpo le pide ya es entrenamiento de campo.
Los preparadores destacan que las plantillas necesitarán dos semanas de trabajo en el césped antes de reanudar la competición. Con esta labor en pequeños grupos y separados, los profesionales recuperarán la forma física antes de cualquier regreso a los partidos. «Hemos comprado mucho material de gimnasio para que nuestros jugadores se entrenen en casa, pero es una solución provisional, no es suficiente al cabo de tres semanas», advierte un preparador de Segunda. El Barça tenía planificado en una valoración interna volver el 27 de abril. Los equipos piensan que los deportistas de alto nivel deberían tener permiso para hacerlo de manera individual, pues es su trabajo y se cumplirán las normas de sanidad».