El presidente del Sevilla FC, José Castro, en los prolegómenos de la Junta General de 2018 (Foto: Sevilla FC)
El presidente del Sevilla FC, José Castro, en los prolegómenos de la Junta General de 2018 (Foto: Sevilla FC)

Sevilla FC: El fondo inversor americano eleva la presión sobre José Castro

Sevillistas Unidos 2020 habría comprometido créditos buscando la manera de responsabilizar al presidente para embargarle

Por  5:00 h.

Con el pacto de gobernabilidad rubricado a finales de 2019, el grupo americano del fondo de inversión 777 se ha visto desplazado en sus intenciones para con la entidad sevillista. Es por ello que este capital externo decidió avivar la batalla accionarial dentro de la sociedad y viró sus intereses aliándose esta vez con Del Nido, lo que supone romper unilateralmente la sindicación que tiene con el grupo de Castro y de Carrión. El compromiso firmado en este sentido sería hasta mayo de 2021, con lo que se antoja complicado que antes de esa fecha Sevillistas Unidos 2020, la sociedad instrumental de 777, pueda cambiar el sentido pactado de su voto en una asamblea. La segunda parte también está por ver: que una vez se convoque esa junta, el grupo americano y Del Nido logren reunir los apoyos sevillistas suficientes para derrocar a José Castro. Ése es el único y gran objetivo que impulsan desde hace semanas los inversores, que utilizan, según ha podido saber este periódico, dos vías para sacar como sea al utrerano del sillón presidencial.

La primera de ellas es a través de presiones explícitas, haciéndole llegar al actual presidente, de primera mano, que cuentan con informes suficientes sobre su actividad personal como para promover un pleito contra Castro e incluso con penas de prisión. «Si movemos un dedo, podemos meter a Pepe Castro en la cárcel», es un ejemplo de algunas de las frases que han llegado en los últimos tiempos a oídos del máximo mandatario del Sevilla FC, según las fuentes consultadas. El citado grupo habría comprometido créditos buscando la manera de responsabilizar a José Castro con el único fin de embargarle. La estrategia no es otra que la de intimidar o intentar «asustar» al presidente desde el punto de vista personal y financiero. Hay que recalcar que estas presiones partirían en todo momento del inversor americano y no de la persona de José María del Nido Benavente, si bien el expresidente se beneficiaría del éxito de las mismas en su reto de recobrar el poder del Sevilla FC.

La cúpula ejecutiva del Sevilla FC califica esta actitud del grupo inversor de «indignante» y el presidente apuesta por defender la vigencia de los pactos de la cordura y la normalidad, sin dejarse amedrentar en absoluto por estas presiones. En todo este maremágnum de intereses cruzados y prácticas teóricamente censurables por parte de 777 a través de su sociedad Sevillistas Unidos 2020, cuya cabeza visible es el ingeniero y consejero Andrés Blázquez, hay un hilo de esperanza en el club. No son pocos los que confían en que el vicepresidente Del Nido Carrasco haga recapacitar a su padre y el Sevilla FC recupere la senda de la normalidad institucional, más importante que nunca a semana y media de que el equipo comience a jugarse sobre el césped la posibilidad de levantar un título. La Roma espera a partido único en Alemania el próximo 6 de agosto en los octavos de final de la UEFA Europa League.

Para apartar a Castro y dejar vía libre a Del Nido, al actual presidente nervionense se le ofreció primero una salida negociada de su cargo. La propuesta no era otra que la de situarlo como presidente de la Fundación Sevilla Fútbol Club durante los próximos diez años y con un sueldo garantizado. En esa parcela, el utrerano quedaría sin funciones ejecutivas de ningún tipo. Castro rechazó de plano tal posibilidad y se lo comunicó a sus socios de Sevillistas de Nervión y a la familia Carrión, que han respaldado en ambos casos su decisión.

Comunicado de Del Nido

Entretanto, José María del Nido salió a la palestra en la tarde de ayer para asegurar que «hasta que el primer equipo deje de competir, no habrá movimiento accionarial alguno», en alusión a todas las informaciones de los últimos días sobre su intención de volver a la presidencia del club hispalense. El abogado apuntó en un comunicado que «ante las distintas informaciones que se han publicado, relativas a los movimientos accionariales que se han producido en los últimos días, facilitadas por el actual presidente del Sevilla F. C. S.A.D. (José Castro), al ver peligrar el puesto que ocupa en el Consejo de Administración de la Sociedad», pone «en conocimiento de la opinión pública en general, y de los sevillistas en particular, lo siguiente»:

«Que en las reuniones que entre los máximos accionistas, entre los que me encuentro, se han producido en la última semana, acordamos todos no facilitar información alguna de la situación accionarial actual, precisamente para evitar cualquier tipo de inestabilidad social», señala en un primer punto Del Nido.

«Que como hemos manifestado a los actuales gestores de la entidad, hasta que el primer equipo deje de competir, no habrá movimiento accionarial alguno en el sentido anteriormente indicado», indica en el segundo el expresidente sevillista. «Que toca centrarse en la Europa League, y seguro que así lo harán los profesionales, para conseguir conquistar el sexto título europeo para nuestro club, coronando así una gran temporada futbolística», destaca en el tercero.

«Que afirmando con la rotundidad que me caracteriza que lo mejor esta por llegar, os compelo a gritar para que se escuche, cuando menos en toda Europa, ¡Viva el Sevilla, Viva el Sevilla y Viva el Sevilla! José María del Nido Benavente», concluye el comunicado del que fuera máximo mandatario del Sevilla FC entre 2002 y 2013.

El equipo regresa hoy

En el plano puramente deportivo se acabaron las minivacaciones para los jugadores de Lopetegui. La primera plantilla del Sevilla regresa hoy a los entrenamientos en la ciudad deportiva con la vista puesta en el choque contra la Roma y la fase final de la Europa League. El central Sergi Gómez aprovechó el descanso de casi una semana para viajar a Sant Cebrià de Vallalta, localidad barcelonesa donde ha participado en la segunda edición del campus de la academia que lleva su nombre. «Este año hemos vivido una situación muy complicada y extraña. La temporada que hemos hecho ha terminado muy bien, pero aún nos queda poder rematarla con una buena eliminatoria en la Europa League. Confío plenamente en mi equipo», apunta el defensa catalán. Y es que Sergi, como todos sus compañeros, se aisla del ruido exterior y tiene claro cuál es el próximo objetivo: «Si preguntas a nivel mundial por el Sevilla, todo el mundo lo relaciona con la Europa League. Podemos hacer grandes cosas aún. No habría nada mejor que levantar el título», concluyó.