Castro, Monchi y Lopetegui, en el entrenamiento del Sevilla (Juan Flores)
Del Nido Carrasco, Castro, Monchi y Lopetegui, en el entrenamiento del Sevilla (Foto: Juan Flores)

Sevilla FC: La maquinaria para traer al delantero se activa en Nervión, con condiciones

Monchi y el club tienen claros los parámetros preferentes: un delantero de nivel, cedido con opción de compra, y que aporte rendimiento inmediato

Por  5:00 h.

El Sevilla FC hizo oficial ayer la venta de Munas Dabbur al Hoffenheim alemán. El movimiento es la llave que, ahora sí, permite activar la maquinaria sevillista para incorporar a un delantero de garantías que refuerce el plantel de Lopetegui. La salida del israelí, que no contaba nada para el entrenador, estaba cantada. Dabbur sólo ha disfrutado de 24 minutos en LaLiga pese a que logró anotar tres goles en seis encuentros de la Europa League. De los arietes que tenía en nómina el club, el ex del Red Bull Salzburgo, de 27 años, aparecía como la pieza con más pretendientes en el mercado europeo, con un cartel especialmente atractivo para la Bundesliga, competición que finalmente se ha convertido en su destino. Monchi consigue así algo de liquidez para cerrar el necesario refuerzo en el ataque. Y es que el traspaso de Dabbur al Hoffenheim podría alcanzar, si se cumplen las variables, hasta 14 millones de euros. El conjunto germano marcha séptimo clasificado de la Bundesliga, a sólo tres puntos de las posiciones de Champions. El Sevilla, en cualquier caso, se asegura un fijo de 12 «kilos» por la transferencia de su delantero.

Dabbur no participó ya en el entrenamiento matinal que realizó ayer el Sevilla, en una sesión a la que acudieron el presidente, José Castro; el vicepresidente, José María del Nido Carrasco, y el director general deportivo, Monchi. Los tres departieron en un corrillo sobre el césped con el técnico, Julen Lopetegui, valorando las posibilidades y dificultades que esboza un mercado tan particular como el de enero. Pese a la venta de Dabbur, no resulta fácil incorporar a un delantero del nivel que demanda el Sevilla, club que pelea con el imperativo de meterse en Champions.
Lo único que hay garantizado es el hueco de la ficha en plantilla que deja Dabbur. Económicamente, ni siquiera los ingresos por su traspaso le permitirán al club afrontar una operación de compra ostentosa. El proyecto de Monchi que arrancó en verano ha completado una primera vuelta magnífica, con el equipo transmitiendo sensaciones notables en líneas generales y asentado en la cuarta plaza de LaLiga, con la misma puntuación que el tercero (Atlético) y sacándole cuatro puntos al quinto (Real Sociedad). Sin embargo, la inversión en el anterior mercado estival se llevó al tope, alcanzando los 140 millones de euros en fichajes, el récord histórico de la entidad. La caja anda justa. Ello no facilita que ahora se puedan llevar a cabo grandes desembolsos para movimientos de entrada, a lo que hay que añadir que el límite salarial tampoco ofrece un amplio margen.

Con todo, el Sevilla tiene que ir a por un delantero de nivel contrastado que, por circunstancias, no tenga minutos en su equipo, apostando de esta manera por la fórmula de una cesión con opción de compra. O, en último caso, por un préstamo puro y duro. Los rumores de las últimas semanas han apuntado hacia dos nombres, principalmente: Raúl de Tomás y Mariano. La realidad es que el primero nunca ha figurado como opción preferente para Monchi. En el caso de Mariano, por su parte, habrá que esperar a cómo evoluciona su situación y el propio mercado. El jugador ha viajado en una expedición de 23 futbolistas con el Real Madrid a Arabia para la Supercopa, aunque ni mucho menos tiene asegurada una plaza en el banquillo. No está contando nada para Zidane. Benzema está lesionado y Jovic se perfila como el punta titular en el cuadro blanco. La Supercopa debe definir el futuro inmediato del delantero. Si no tuviera minutos, la invitación a salir de Zidane al hispano-dominicano resultaría inapelable.

Mariano, sin noticias

Al menos hasta ayer, los agentes de Mariano no habían recibido propuesta alguna por parte del Sevilla. En cuanto a Raúl de Tomás, las dudas que pudieran quedar sobre su futuro quedaron aclaradas a última hora de la noche de ayer, con un bombazo que protagoniza el RCD Espanyol, colista de LaLiga, que se lleva al delantero del Benfica por una cantidad de 20 millones de euros por el 80 por ciento del pase del futbolista, tal y como informó desde Portugal el diario Record. Los blanquiazules también asumen variables que pueden incrementar la ya costosa operación en 2,5 millones de euros más: un millón si juega diez partidos, otro millón si el Espanyol consigue la permanencia y 500.000 euros si el punta hace un mínimo de cinco goles. La compra es sin duda de Champions para el conjunto de Abelardo y deja a las claras su apuesta por la salvación, al precio que sea.

Los movimientos de Monchi, por tanto, apuntan hacia otras vías. Sí están convencidos en Nervión de querer mejorar, cuanto antes a ser posible, el rendimiento de una línea ofensiva que no ha dado la talla en la primera parte de la temporada. Con el Sevilla buscando delantero los ofrecimientos de intermediarios se disparan. Resurgen además nombres que ya fueron vinculados en anteriores mercados, como los de Stuani (Girona), Chimy Ávila (Osasuna) o incluso Giroud, que acaba contrato en junio con el Chelsea. En la Ligue 1, mercado predilecto de Monchi, despuntan dos jugadores con 10 tantos en la tabla de goleadores: el senegalés Habib Diallo (Metz) y el nigeriano Osimhen (Lille).

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 19 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
@ACasadoV @PrimeVideoES Sin duda, pero el final no está a la altura. A mi juicio. - 10 horas ago