Dabbur lanza el penalti que detiene Belec durante el Apoel-Sevilla (Foto: AFP).
Dabbur lanza el penalti que detiene Belec durante el Apoel-Sevilla (Foto: AFP).

Sevilla FC: Lecciones para lo que vendrá a partir de enero

Caer nunca puede ser positivo, pero sí puede dejar lecturas interesantes para lo que viene

Por  9:43 h.

Cuando Bono, titular ayer, se llevó los focos (los buenos, por dos grandes intervenciones), el resto de análisis llegan siempre con la sensación de que hubo déficit. El Sevilla le cogió tanto asco al partido tan pronto que antes de que acabara la primera parte, con el 0-0, ya se podía vislumbrar que nada bueno podía pasar.

Tantos errores en los pases y la nula capacidad para conducir el balón hasta el área del Apoel, además de una aparente desconcentración por parte de algunos jugadores, señalaron el camino de la primera derrota del Sevilla en la fase de grupos y la necesidad de buscar algunas soluciones. Porque en enero, con la Copa del Rey (entendiendo que el Sevilla debe eliminar al Bergantiños), además de con la vuelta de la Liga Europa, el Sevilla dejará de ser un equipo para conformarse como una amplia plantilla.

Lopetegui los necesita a todos. Y los necesita, como ayer, para encuentros que pueden que no tenga la vistosidad de otros más aparentes en LaLiga, pero igual de importantes para acercarse a los objetivos marcados por la entidad. Ayer estaba ya todo vendido. Y, en descarga de los jugadores, es lógico pensar que no era el día para darlo todo.

La derrota en Nicosia, sin embargo, sí que debe servir de enseñanza para los de Nervión. Cuando no estás al 100%, sea cual sea la razón, llega un rival y te deja marcado. Caer nunca puede ser positivo, pero sí puede dejar lecturas interesantes para lo que viene, y eso, Lopetegui, buen estratega y comunicador, seguro que lo aprovechará. El ritmo no para.