Felipe Carballo celebra un gol con Nacional (Foto: Club Nacional)
Felipe Carballo celebra un gol con Nacional (Foto: Club Nacional)

Sevilla FC: Nacional busca ampliar la cesión de Felipe Carballo

El jugador sevillista es un ídolo en Nacional, donde quiere proseguir tras finalizar su cesión para competir en la Copa Libertadores

Por  22:22 h.

El futuro de Felipe Carballo, futbolista del Sevilla FC de 23 años, sigue en el aire. El jugador uruguayo, que fue cedido al Club Nacional de Montevideo en enero de 2019, tras llegar a las filas del Sevilla Atlético en el verano de 2017, concluyó su cesión el pasado 31 de diciembre, y desde el club nervionense ya trabajan para que el centrocampista prosiga su andadura profesional de la mejor manera y el Sevilla, como club propietario, también se vea beneficiado de forma directa o indirecta de sus éxitos.

El club nervionense informó una vez se efectuó dicha cesión de que a la finalización de dicho período existiría una opción de compra por parte de Nacional, que en caso de que se hiciera efectiva, permitiría guardarse al Sevilla también una opción de recompra en un futuro. Sin embargo, la dirección deportiva que lidera Monchi tiene sobre la mesa diferentes opciones para el jugador, entre ellas una cesión que le dé mejores márgenes de beneficio económico al club hispalense, así como una venta directa. Pero Carballo quiere seguir ligado a la tricolor al menos un semestre más, ya que se ha convertido en uno de los jugadores indiscutibles del plantel y algo mucho más importante y valorado, más allá del dinero, en Uruguay: es uno de los ídolos de la afición de Nacional. Por ello, desde el club que preside José Decurnex se está intentando por todos los medios que el futbolista siga ligado al club uruguayo los próximos meses. Y esperar a que se abra la ventana del mercado de fichajes en verano, cuando finalice la temporada en España, momento en el que las oportunidades se multiplican.

Recientemente, el jugador apuntó en una entrevista que a pesar de tener ganas de seguir por allí, por contrato tenía que volver a los entrenamientos a Sevilla, donde jugó con el primer filial sevillista hasta 17 partidos en la temporada 2018/2019, pero de momento la intención de que el futbolista finalmente vuelva a la disciplina sevillista no deja de ser una utopía, ya que el jugador no tiene ni siquiera el pasaporte comunitario para poder viajar, y sobre todo, no entra en los planes deportivos de Julen Lopetegui. Sí entraría en los primeros planteamientos de Gustavo Munúa, flamante director técnico del conjunto uruguayo, que se ha proclamado recientemente como campeón uruguayo de 2019.

Una Libertadores para pulir la perla

Aunque fue Óscar Arias, responsable de la dirección deportiva del Sevilla durante el periplo de Monchi en la Roma, el que fichó a Felipe Carballo, el actual director deportivo sevillista se ha mostrado muy interesado en que todas las partes salgan beneficiadas, preocupándose por cómo pueda afectarle al futbolista las decisiones que se tomen en los despachos. La opción más factible en estos momentos es que el futbolista prosiga su carrera como profesional en Uruguay antes de dar el gran salto a Europa, teniendo además ante sí uno de los retos competitivos más importantes que se pueden vivir en el fútbol sudamericano: la celebración de la Copa Libertadores 2020, que supondría un claro aliciente, además, para el equipo sevillista en caso de que, finalmente, quisiese recomprar al futbolista en un momento álgido de su trayectoria.