Nzonzi se lamenta de una ocasión perdida ante la Real Sociedad
Nzonzi se lamenta de una ocasión perdida ante la Real Sociedad

Sevilla FC-Real Sociedad (1-1): sumas y restas de aquí a la última jornada

El Sevilla se estrelló ante una Real con diez y tendrá que hacer cuentas; Sarabia adelantó a los de Sampaoli, pero un error les privó de atar la cuarta plaza

Por  10:08 h.

Se ha empeñado este Sevilla en no dejar a sus aficionados y a sus gestores con la mente tranquila en esta recta final de temporada y poder empezar a planificar la próxima campaña con tranquilidad. Una próxima temporada en la que no estará el entrenador que aún no ha dejado asegurada la plaza de la Liga de Campeones merced a los dos últimos tropiezos del equipo en LaLiga Santander. Antes del duelo ante la Real, todo pintaba a que la noche de este segundo sábado de Feria podría ser la de la certificación matemática de la participación del club de Nervión en la mejor competición de clubes del continente. Un triunfo ante los donostiarras habría obligado al Villarreal a ganar al Barcelona hoy en su estadio para impedirlo, algo que parece improbable con un equipo catalán jugándose sus opciones al título. Sin embargo, una nueva noche aciaga de cara al marco rival, y un nuevo error defensivo, ha retardado cualquier celebración. Ahora, el Villarreal puede recortar las distancias con el Sevilla a tres puntos, dejarla en cinco, o verla ampliada a seis, pero habrá que hacer sumas y restas una jornada más, con la visita al Santiago Bernabéu el próximo domingo. Y en estos guarismos no se ha contado aún con un Athletic que, de vencer mañana al Alavés en Mendizorroza, se colocaría a cuatro del Sevilla, con seis por jugarse.

El Sevilla no fue capaz de meterle mano a una Real Sociedad que no estuvo tan certera en su juego como viene demostrando esta campaña. De hecho, los pupilos de Sampaoli hicieron méritos para no haber tenido que tirar de épica en el último cuarto de hora, pero la eficacia es un gran punto débil de este equipo que genera ocasiones, sí, pero no las convierte. Y si el rival tiene un mínimo de acierto, apaga y vámonos. El conjunto sevillista merecía ayer la victoria que iba brillando en el marcador cuando Sarabia anotó el 1-0 en el 41, pero un error en un despeje fue aprovechado por Carlos Vela para instalar el nerviosismo en un equipo que lo intentó hasta el final con más corazón que cabeza. Ni siquiera la expulsión de Zurutuza a un cuarto de hora del final le facilitó encontrar el tanto de la victoria y ese empate ante los vascos le obligará a hacer números hasta la última fecha donde, afortunadamente (o no, nunca se sabe) espera el descendido Osasuna. Tras la derrota en Málaga, donde el equipo sevillista también erró ocasiones para no haber sufrido ese tropiezo, este segundo traspiés retrasa cualquier gestión y evidencia que el tramo final de la campaña de Sampaoli ha dejado al equipo bajo mínimos y pidiendo la hora, mientras que los perseguidores han venido apretando fuerte.

El once plantado en el campo por el técnico del Sevilla contaba con tres novedades principales: Vitolo, Rami y Nasri, que se perdieron la cita en Málaga por lesión. Al canario se le vio falto de chispa, aunque alguna de sus arrancadas sirvieron para forzar la expulsión de Zurutuza. Nasri fue guadianesco y Rami si rayó al nivel que acostumbra. El duelo pronto evidenció que iba a ser competido y con muchas tarjetas. Lenglet vio una que casi pudo ser roja, por cortar un avance de Carlos Vela que iba a encarar a Sergio Rico en un mano a mano. Su carga con el hombro fue interpretada como amarilla. Tras esto, Oyarzábal, gris hoy, fue el primero en probar con un disparo que se fue cerca del poste.

Pero, como decíamos anteriormente, el que dispuso de las oportunidades más claras fue un Sevilla que no golpea todo lo que su juego, a veces brillante, genera. Ben Yedder se plantaba solo ante Rulli, pero el balón picado del francés se marchaba fuera al cruzarla en demasía. El equipo nervionense se había hecho dueño y señor del partido y comenzó a merodear el marco visitante. Escudero probó con un fuerte disparo desde al frontal que sacó Rulli a córner. No perdía la fe el equipo local, al que, curiosamente, le sentó mejor la lluvia que a su norteño rival. Así, pasado el minuto 40 Sarabia vio la luz. La asfixiante presión a la salida de balón de la Real surtía efecto y Ben Yedder ganaba un balón en el área para ceder a la llegada de un Sarabia que superaba con un toque sutil la salida de Rulli. Un tanto a cuatro minutos del descanso, lo ideal para salir con bríos renovados.

Un error, un gol

Tras el paso por vestuarios, Vitolo encontró su opción en la única diagonal hacia el área marca de la casa que pudo llevar a cabo el canario, pero su lanzamiento se marchó por encima del larguero. El Sevilla marcaba los tiempos. El árbitro se equivocaba al señalar fuera de juego en una acción que plantó a Franco Vázquez ante Rulli, si bien el argentino siguió la jugada que le arrebató el portero en su salida. Pero llegó el jarro de agua fría coincidiendo con la entrada en el campo de un Canales al que se le suele dar bien Nervión. Una apertura del cántabro a la banda izquierda culminó con un centro de Yuri que Lenglet alcanza a despejarla ante la salida de Rico, con el infortunio de que el balón rebota en Nzonzi y la caza Carlos Vela para hacer el 1-1. Una llegada, un gol. Tan injusto como cierto. El propio mexicano aprovechó el desconcierto poco después para tener una gran opción que sacó al defensa sevillista bajo el larguero.

El tanto hizo daño a un Sevilla que intentó ser renovado por Sampaoli con la entrada en el campo de Ganso. Con la segunda amarilla a Zurutuza pareció despejarse el camino para los nervionenses. El técnico daba entrada a Jovetic e Iborra por Nasri y Vitolo, visiblemente desgastados. Pero sus esfuerzos fueron en vano. Las dos únicas acciones de peligro fueron obra de Nzonzi, con un disparo en escorzo, y de Mercado, en una internada en el área cuyo centro raso no llegó a introducir con la puntera de la bota Ben Yedder. Hasta el final, la lógica pérdida de tiempo de los visitantes y un quiero y no puedo sevillista en los cuatro minutos de descuento que dio el árbitro. Toca hacer cuentas una semana más.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla, https://t.co/OKGmn3p4dA y https://t.co/2J9VfuERRI «El periodismo es la literatura con prisas» Mathew Arnold
Tanto que aprender por aquí abajo... https://t.co/bh37berprN - 1 día ago