montaje-entrenadores-sevilla

Sevilla FC: un reto final que motiva por sí solo

Pese al bache, el Sevilla firma su mejor liga y aspira a récord de puntos, goles y victorias; la tercera plaza, al margen del éxito deportivo, garantiza 12,7 millones

Por  5:00 h.

Merece la pena, y mucho, ponerse las pilas en este parón, levantar la cabeza y recobrar esa identidad de equipo vistoso y competitivo que desató los elogios del mapa futbolístico internacional en el primer tramo de la temporada. Es cierto que la eliminación en la Liga de Campeones a manos de un adversario inferior en recursos, por inesperada, necesita su debido tiempo para ser digerida por el vestuario. La pausa de estos días llega en el mejor momento. Pero no es menos palmario que lo que le queda por delante al Sevilla en LaLiga ofrece argumentos de sobra para reactivar la mayor de las motivaciones y levantar sin excusas la moral de la tropa de Sampaoli. Está en juego la tercera plaza, e incluso, ¿por qué no?, seguir metiéndole el miedo en el cuerpo a los dos gigantes de arriba, Madrid y Barça, a los que todavía hay que visitar en sus estadios con ese morbo añadido que se ha ganado el Sevilla a pulso, por méritos propios, de poder convertirse en juez de LaLiga. Una liga por la que ha estado peleando el equipo de Nervión hasta estos últimos días y cuyo desenlace a finales de mayo sigue siendo impredecible, con nada menos que 30 puntos aún por disputarse.

El primero de los retos es, sin duda, el de defender con uñas y dientes la tercera posición que ocupa ahora el equipo. Para ello, el Sevilla depende de sí mismo en las últimas diez jornadas. Aventaja en dos puntos al cuarto clasificado, el Atlético de Madrid (55) y en nueve al quinto y al sexto, Villarreal y Real Sociedad, respectivamente, ambos con 48 puntos. Quedar terceros otorga el billete directo para la fase de grupos de la Liga de Campeones, con lo que ello conlleva de prestigio y aspiraciones deportivas, amén de las económicas, con una asignación básica por participación en la liguilla de 12,7 millones de euros, a los que hay que añadir 1,5 millones por partido ganado y 500.000 euros por empate. Todo ello sin contar con los suculentos ingresos complementarios del «market pool share». Ser cuartos en LaLiga, en cambio, obliga a disputar el play-off en verano, una molesta ronda que condiciona la planificación de los equipos y entraña evidentes riesgos. En la presente campaña, sin ir más lejos, el Villarreal quedó emparejado con el Mónaco, perdió la eliminatoria y cayó rebotado a la Liga Europa.

Pero hay más retos para este Sevilla de Jorge Sampaoli. Motivantes e históricos. Nunca antes el equipo nervionense había sumado 57 puntos a estas alturas del campeonato, en la jornada 28ª. La gran referencia hasta ahora se sitúa en la campaña 2014-2015, con Unai Emery en el banquillo. Entonces, el Sevilla acumulaba 55 puntos, dos menos que ahora. Aquella temporada la terminó el equipo con 76 puntos, el máximo registro conseguido hasta el momento por la entidad de Nervión. Los de Sampaoli tendrían que hace 20 de los 30 puntos que restan para superar esa marca, un guarismo que daría más que posiblemente para defender la valiosa tercera plaza que ostentan ahora los sevillistas. Otra histórica temporada fue la 2006-2007, en la que el Sevilla de Juande Ramos peleó por el título. Sin embargo, su equipo firmaba, tras 28 jornadas, 54 puntos, tres menos que en la actualidad. Aquel Sevilla concluyó LaLiga con 71 puntos. La última temporada que hay que tomar como referencia es la 2008-2009: con Manolo Jiménez, el Sevilla también tenía 54 puntos a estas alturas. Cerró el torneo con 70.

Aparte de luchar por el récord de puntuación del club, la escuadra de Sampaoli también tiene a tiro batir otros dos registros históricos de la entidad: el del mayor número de victorias en una liga y el de goles a favor. Ambos se consiguieron en la 2014-2015: 23 triunfos y 71 goles marcados. El actual Sevilla suma 17 partidos ganados, con lo que necesitaría seis más en las diez jornadas que quedan para igualar el récord y siete para superarlo. En cuanto a los goles, los de Sampaoli acumulan 52 dianas a favor. Es decir, están a 19 tantos de la mejor marca del Sevilla. Un desafío que conseguirían si logran convertir una media de dos goles por partido hasta el final de La Liga.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 18 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @Orgullo_Nervion: Roque Mesa: “La adversidad te ayuda a ver las cosas de forma diferente y a trabajar mucho más” https://t.co/nZNGsbpSOK… - 7 horas ago