Navas, en un lance del Sevilla-Villarreal (J. M. Serrano)
Navas, en un lance del Sevilla-Villarreal (J. M. Serrano)

Sevilla FC – Villarreal (1-2): Pierde fuelle

La falta de puntería volvió a condenar a los de Lopetegui en un partido gris

Por  20:27 h.
Sevilla
1
Villarreal
2
Sevilla FC: Vaclik; Navas, Carriço, Diego Carlos, Reguilón; Fernando, Banega (Joan Jordán, m. 78), Óliver Torres (Dabbur, m. 78); Franco Vázquez, Munir y De Jong (Chicharito, m. 58).
Villarreal CF: Asenjo; Mario Gaspar, Albiol, Pau Torres, Quintillà; Anguissa, Manu Trigueros (Funes Mori, m. 78), Iborra; Chukwueze (Toko Ekambi, m. 64), Moi Gómez y Gerard Moreno (Peña, m. 78).
Goles: 0-1, m. 13: Albiol. 1-1, m. 61: Munir. 1-2, m. 74: Ekambi.
Árbitro: Cordero Vega (Comité Cántabro). Mostró tarjeta amarilla a Óliver Torres y Diego Carlos.
Estadio: Ramón Sánchez-Pizjuán. 36.521 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. Cielo nuboso y 15ºC. Partido de la 17ª jornada de LaLiga Santander 2019-20.

Pierde fuelle el Sevilla de Lopetegui, que parece entrar en una minicrisis tras enlazar tres compromisos oficiales sin conocer la victoria. No pudo vencer al Osasuna, cayó con los suplentes en la intrascendente cita chipriota y este domingo ha sido superado por el Villarreal en el Sánchez-Pizjuán (1-2) en un partido que vuelve a destapar las carencias de este equipo, hipotecado por peligrosas desconexiones defensivas pero sobre todo por una alarmante falta de gol. Albiol adelantó a los castellonenses. Ya en la segunda mitad, Munir estableció la igualada, pero un tanto de Ekambi hizo que los tres puntos volaran hacia Villarreal. Sensaciones contradictorias en Nervión y algunos pitos, como los que se llevó el delantero Luuk de Jong.

Hasta tres retoques le dio Lopetegui a su alineación con respecto al equipo que empató la semana pasada en Pamplona. Carriço regresó a la titularidad en el eje de la zaga en detrimento de Koundé. Además, el técnico apostó en la zona de creación por un mayor control con Franco Vázquez, manteniendo a Óliver y sacando del once a Joan Jordán. En la punta del ataque, De Jong recuperó su sitio como referente y Chicharito pasó al banquillo.

Antes de los dos minutos de juego, Munir firmó el primer disparo del Sevilla entre los tres palos tras una buena acción combinativa de su equipo. El hispano-marroquí volvió a ser el elegido por el técnico para buscar esa vitalidad arriba que tanto echa de menos el equipo sin el sancionado Lucas Ocampos. Su remate fue algo mordido y Asenjo detuvo la pelota sin problemas. Los locales salieron decididos a tomar la iniciativa, pero el Villarreal no se acomplejó. Todo lo contrario. El propio Lopetegui advirtió de su calidad en la previa. Logró estirarse e incomodar con la velocidad de Chukwueze y la incansable presión arriba de Gerard Moreno. Carriço sufrió de lo lindo en el arranque con el delantero catalán.

 

 

Banega tampoco exhibió la mejor puesta en escena. Pasado de revoluciones, se jugó la tarjeta con dos faltas absurdas. En la segunda de ellas, le dio la oportunidad a Quintillà de disfrutar de un libre directo ante Vaclik que, por fortuna, no tuvo mayores consecuencias. Las dudas del Sevilla tuvieron castigo. A los 13 minutos, mazazo. Tras un lanzamiento de córner, Mario Gaspar peinó hacia el segundo palo y Raúl Albiol remachó a placer en el área pequeña el primer tanto del Villarreal. 0-1. La jugada ensayada le salió perfecta a los de Calleja. Es cierto que la acción era difícil de defender, aunque quizá faltó algo de contundencia en las marcas de los zagueros sevillistas.

Con desventaja en el marcador, el Sevilla quiso reponerse saliendo en velocidad por los costados y buscando la conexión con Luuk de Jong. Navas y Reguilón lo intentaban por activa y por pasiva desde sus bandas, pero el punta nervionense vivía demasiado solo arriba. Excepcionalmente cómodos los centrales del Villarreal, así como Vicente Iborra en las tareas de ayuda a su zaga. El ataque del Sevilla era artificial. Y la cosa se pudo poner peor, porque Moi Gómez estuvo a punto de hacer el segundo de los castellonenses con un disparo lejano soberbio. Su lanzamiento se marchó fuera acariciando la escuadra de Vaclik. De ahí al intermedio, sólo la insistencia de Banega puso a prueba a Asenjo. El argentino mejoró con el paso de los minutos, agarró las riendas y creó situaciones de peligro con sus llegadas y buenos centros. Muy poquito más del Sevilla en un gris primer acto.

Los primeros 45 minutos evidenciaron algunos de los males de este Sevilla: mucho control, posesión insulsa y nada de remate. Runrún en las gradas entre los sevillistas. El segundo periodo iba a ser largo. Los hombres de Lopetegui asumieron que había trabajo por delante y salieron con todo tras el descanso en busca del empate. El cambio de actitud fue visible. Reguilón rozó el gol en una de las oportunidades más claras del Sevilla hasta el momento, con un Villarreal muy echado atrás. El panorama cambiaba. Pero Lopetegui quería más, así que retiró del campo a De Jong y le dio chance a Chicharito. El holandés se llevó la pitada del público. Su partido fue horrible.

Con el mexicano, en cambio, el Sevilla ganó en nervio atacante y verticalidad. Una mejoría palpable que tuvo premio. Pasada la hora de juego, Banega y Óliver construyeron la jugada y Reguilón sirvió la pelota a Munir para que el ex del Barça batiera con un certero disparo a Asenjo. 1-1. Júbilo en Nervión. El movimiento de tobillo del hispano-marroquí fue excelso y la jugada colectiva, de diez. Por el cariz que había tomado el choque, la remontada parecía segura. El propio Munir, uno de los más activos de la noche, pudo poner por delante al Sevilla hasta en dos ocasiones posteriormente.

La bola no quiso entrar y cuando mejor estaba el Sevilla llegó el inesperado jarro de agua fría. El Villarreal desarboló a los locales en una rápida acción de ataque, Trigueros aguantó la pelota ante Vaclik en el área pequeña y asistió a Ekambi para que el camerunés empujara a las redes el segundo tanto de su equipo. El golpe fue tremendo. Lopetegui intentó hacer reaccionar a los suyos con nuevos cambios, pero ni la salida al campo de Dabbur y Jordán pudo arreglar el desaguisado. El marcador resultó inamovible. Los tres puntos volaron hacia Villarreal.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 19 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @Miguel_An_Roman: Te tira un caño en un ascensor - 10 horas ago