Beto: “Mi objetivo es retribuirle al Sevilla en el campo todo lo que me ha dado”

Por  2:00 h.
—¿Cómo afronta esta nueva temporada?
—Estamos empezando bien, fuerte, con las mismas ideas del entrenador de seguir creciendo con el equipo y, con todos los fichajes que ha hecho el club, intentar lo más pronto posible hacer más fuerte al grupo. Hay que soñar con hacerlo mejor de lo que lo hicimos el año pasado, y para eso entrenamos cada día.
—Al final, con lo mal que lo hicieron la temporada pasada, acabando novenos, van a jugar en Europa…
—Si entramos en la Europa League va a ser una motivación extra para todos porque vamos a estar en todas las competiciones, que es lo que el Sevilla quería, así que vamos a luchar por llegar lejos en todas ellas.
—¿Qué le están pareciendo los fichajes que ha hecho el club?
—Conocía a algunos de ellos. Se están integrando poco a poco. Los compañeros los están recibiendo bien, como hicieron conmigo, por eso creo que va a ser muy fácil para ellos integrarse y adaptarse a la estrategia del entrenador.


—En lo personal, usted siempre afirmó que su idea era quedarse en el Sevilla por mucho tiempo.Ahora que lo ha logrado, ¿cómo se siente?
—Desde que llegué a Sevilla, cuando sólo habían trasncurrido dos semanas, ya tenía claro que quería quedarme aquí porque me encantó mucho el club, el vestuario, la afición… Fue un amor a primera vista. Yo valoro lo que siento, así que estoy muy feliz por quedarme en el Sevilla.
—¿Percibe el cariño que siente el aficionado por usted?
—Sí, me siento querido, la afición me respeta como yo la respeto a ella de igual forma trabajando por dar lo mejor por ellos y por el club. Para un extranjero como yo, nuevo, que conocía muy poca gente, tendría que ser así, un afecto inmediato jugador-afición y ya está. La boda perfecta.
—¿Es pronto para hablar de objetivos europeos?
—Sí, yo creo que primero hay que hacer este grupo fuerte, y a los que llegan nuevos ayudarles a asimilar la idea del club, porque es un club exigente, con una afición también exigente, por lo que, después de lograr eso, partido a partido lucharemos por los tres puntos. Ya al final haremos las cuentas.
—Además, esa integración debe ser rápida porque el calendario de la Liga empieza con partidos difíciles.
—Claro que son partidos difíciles, en la Liga española todos los partidos son complicados. Lo comprobé en la mitad que jugué de la pasada campaña. La exigencia es grande en España, pero, vuelvo a repetir, vamos a centrarnos en cada partido y no en hacer cuentas. Si Dios quiere, el primero será el 1 de agosto.
—Además, sin Navas ni Negredo.
—Obviamente, Jesús y Álvaro son dos jugaodres de mucha calidad, fundamentales en los últimos años, pero, aún sin saber si Álvaro se irá o no, la baja de Jesús creo que será bien cubierta por los fichajes. No hay jugadores insustituibles, los hay importantes, y muy importantes, como Álvaro y Jesús, pero el Sevilla, con uno u otro jugador, sigue adelante. Los que nos quedamos somos los que tenemos que sacar esto adelante, sólo los que estamos somos los que debemos lograr el objetivo.

—¿Cómo ve el hecho de que puedan fichar a un portero?
—Esa decisión nunca pasará por mí. La opinión que tengo es que la dirección deportiva y el entrenador harán siempre lo mejor para el Sevilla. Lo que decidan, estará bien. Javi Varas tiene calidad, como también la tienen Julián y Sergio. Ellos deciden.
—Con la marcha de Palop y Navas se van dos capitanes del equipo, y sus compañeros le señalan a usted como hombre importante del vestuario.
—No sé quién va a elegir a los capitanes. Yo creo que en el fútbol todos tenemos un poco de capitanes a la hora de ejercer nuestra responsabilidad dentro del grupo. Está claro que hay jugadores con un perfil distinto para representar al grupo. Yo estoy disponible siempre para lo que quiera el grupo, para ayudar en lo que sea. Más que el brazalete, lo importante es la función que se tiene dentro del campo.
—¿Vive el mejor momento en su carrera?
—Yo tuve en mi carrera muchos altibajos. Caí por un duro varapalo, y me levanté. Trabajé mucho para llegar hasta donde estoy. Tengo la suerte, y doy gracias a Dios por ello, de tener once títulos en mi carrera, pero a nivel deportivo está claro que jugar en un equipo como el Sevilla, en España, es un momento muy importante en mi carrera. Lo deseaba mucho, lo deseo y voy a luchar por mantenerlo.
—Y además siendo convocado habitualmente con Portugal.
—Jugando en el Sevilla estoy más cerca de jugar con mi país, algo que es un honor para mí.
—Hablando de Portugal, suena Carriço como posible refuerzo sevillista, ¿lo conoce?
—Sí, es muy buen jugador, agresivo, que nunca pierde la cara al choque y que no renuncia a la lucha.
—¿Cuál es su objetivo para esta temporada?
—Mi objetivo es seguir creciendo y retribuirle al Sevilla lo que me ha dado, la confianza que puso en mí. Y eso se hace dando lo mejor en cada partido.
—Le veo muy identificado con el club.
—Es que es lo que le digo, fue muy rápido lo que nos unió, por eso el Sevilla tendrá lo mejor de mí. Los amores a primera vista son los más fuertes. Mis amigos de Portugal me dicen que parece que llevo cuatro años jugando aquí.
—Y la ciudad…
—La ciudad me encanta, si tuviera playa sería perfecta.