La nueva pólvora ya explota (0-2)

Por  21:04 h.

El Sevilla ha comenzado con victoria su andadura en la Copa Euroamericana al vencer por 0-2 al Universidad Católica de Chile, en el que ha sido su primer test serio de esta pretemporada. Marko Marin y Jairo, dos de los fichajes de esta temporada, han sido los autores de los tantos sevillistas, que llegaron en la segunda mitad, cuando la superioridad nervionense fue más manifiesta sobre el terreno de juego.

El 0-1 llegó en el minuto 61 tras una formidable combinación de Marin con Bacca. Marin emprendió una buena arrancada por el centro e hizo una pared con el delantero colombiano, quien, de espaldas a la meta rival, le devolvió el esférico a su compañero con un sutil toque con el exterior que lo dejó sólo ante el portero contrario, al que el atacante alemán batió con una gran definición con la pierna derecha.

Este buen tanto abrió la lata en un partido que, sobre todo en la primera parte, se ha disputado a un buen ritmo pese al frío y la lluvia que ha arreciado sobre el San Carlos Apoquindo, donde, en líneas generales, se vio a un Sevilla con ganas de tener la posesión del balón y con mucha soltura a partir de la línea de tres cuartos. El 0-2 definitivo llegó en el minuto 83, cuando Jairo, con un buen derechazo desde la frontal del área, perforó nuevamente las mallas del conjunto chileno llevando a buen puerto otra asistencia de Bacca (ésta entrando por la banda derecha).

No se movió el marcador en los primeros cuarenta y cinco minutos del choque, si bien es cierto que unos y otros gozaron de varias ocasiones de gol claras para haberse adelantado en el marcador. El Sevilla, que salió al campo con un equipo titular plagado de caras nuevas, se mostró tan dinámico y peligroso en los metros finales como impreciso y desajustado en la retaguardia, lo que originó la mayor parte de las ocasiones que se produjeron en ambas porterías.

Ha gustado la movilidad que han mostrado los cuatro atacantes del Sevilla, quienes han sido capaces de pisar el área enemiga con relativa facilidad. Bacca ha exhibido una interesante velocidad, mientras que también ha llamado la atención la manera en la que Marin encara y trata de desbordar. Por el contrario, el equipo ha estado muy endeble en la línea defensiva, que ha evidenciado estar falta de acoplamiento y que ha concedido varias ocasiones que no acabaron en gol por la falta de acierto de los delanteros locales y por un par de buenas actuaciones de Beto.

En la segunda parte, el ritmo decayó, lo que propició que el Sevilla pudiera controlar el vaivén en el que se había convertido el partido en la primera mitad. La posesión fue fundamentalmente para los de Nervión, que apenas pasaron apuros en defensa y que, incluso, pudieron ampliar su ventaja con un par de ocasiones postreras de Rusescu y Coke, que estrelló un balón en el larguero.

Ficha técnica:

UNIVERSIDAD CATÓLICA: Cerda;Álvarez (Valenzuela, m. 59), Martínez, Andía, Parot;Ríos (Meneses, m. 59), Sepúlveda (Mier, m. 73), Cordero, Mirosevic (Costa, m. 59);Ramos (Jadue, m. 73) y Muñoz.

SEVILLA F. C.: Beto; Mode (Coke, m. 64), Pareja, Cala, Alberto Moreno (Fernando Navarro, m. 64);Medel, Guarente (Rakitic, m. 64);Marin (Reyes, m. 70), Jairo, Vitolo;y Bacca (Rusescu, m. 70).

GOLES: 0-1, m. 61: Marin. 0-2, m. 83: Jairo.

ÁRBITRO: Eduardo Gamboa (chileno).

INCIDENCIAS: Primer partido de la Copa Euroamericana, disputado en el estadio San Carlos Apoquindo de Santiago de Chile.