Trochowski espera estar jugando “a finales de septiembre”

Por  13:23 h.

Piotr Trochowski fue la gran novedad en el entrenamiento de ayer por la tarde. Diez meses después de que sufriera una gravísima lesión de rodilla, de la que fue operado en Estados Unidos, el centrocampista alemán volvía a entrenarse con el resto de sus compañeros, muestra inequívoca de que afronta el tramo final de su recuperación. "He trabajado muy duro para volver al cien por cien, al mismo nivel que antes de la lesión", ha manifestado el centrocampista alemán en los micrófonos de Radio Sevilla, donde también ha comentado que "a finales de septiembre" podría estar en condiciones de volver a disputar un partido oficial.

"Los últimos meses son muy importantes, porque la intensidad de los trabajos aumenta considerablemente. No es lo mismo entrenarse siendo uno más, al mismo ritmo que el resto de los compañeros, que hacerlo en solitario. La rodilla está muy bien. Me molesta un poco por la tarde, porque está cansada, pero no se inflama. Lo que hay que hacer es escuchar a la rodilla; si te dice que tienes que parar, paras. Ahora tengo más musculatura, estoy más fuerte que antes de la lesión", indica Trochowski, quien, desde el mismo momento en que fue operado, ha mostrado una fuerza de voluntad encomiable para volver a jugar al fútbol: "Me lesioné cuando me encontraba con muy buenas sensaciones, pero eso forma parte del pasado. No pienso en ello. Sólo pienso en volver a trabajar mañana. Del Piero tuvo una lesión parecida a la mía. Tardó un año y medio en volver a jugar, y ahora, con 38 años, sigue jugando en Australia".

Antes de estas manifestaciones rebosantes de optimismo por parte de Trochowski, su compañero Diego Perotti tuvo unas palabras muy sentidas hacia él. No cabe duda de que el alemán, por su forma de ser y por su empeño por volver a jugar, ha calado hondo dentro del vestuario: "Hubiese sido lindo que lo hubieran visto entrenar en el gimnasio. El que tenía alguna duda de si podría o no volver a jugar y lo vio trabajar desde el primer día sabía que era imposible que el destino no le pudiera permitir regresar a la competición. Se machacó en el gimnasio como un animal. Sólo de verlo trabajar te cansabas. Es una alegría muy grande ver que está saliendo adelante porque es un gran profesional".

Juan Morilla

Juan Morilla