Ben Yedder es felicitado por sus compañeros tras marcar en el Sevilla-Krasnodar (Foto: J. M. Serrano)
Ben Yedder es felicitado por sus compañeros tras marcar en el Sevilla-Krasnodar (Foto: J. M. Serrano)

Sevilla – Krasnodar (3-0): Ben Yedder apunta alto en Europa

Ben Yedder, por partida doble, y Banega, de penalti, los goleadores

Por  20:48 h.
Sevilla
3
Krasnodar
0
Vaclik; Mercado, Carriço, Sergi Gómez; Promes, Roque Mesa, Banega (Amadou, m. 68), ‘Mudo’ Vázquez, Escudero; Ben Yedder (Navas, m. 71) y André Silva (Muriel, m. 77)
Kritsyuk; Petrov, Martynovich, Fjóluson, Cristian Ramírez; Gazinski, Kaboré, Pereyra (Stotski, m. 50); Wanderson (Shishkin, m. 76), Ignatyev (Cueva, m. 60) y Claesson
1-0, m. 5: Ben Yedder. 2-0, m. 10: Ben Yedder. 3-0, m. 48: Banega, de penalti.
Daniel Stefanski (Polonia). Amonestó a Gazinski, Promes, Ramírez, Banega
34.414 personas en el Sánchez-Pizjuán.

Por la vía rápida. Y sin sobresaltos. Así se ha clasificado el Sevilla para los dieciseisavos de final de la Europa League tras llegar a la última jornada de la fase de grupos sin tener hechos los deberes. Había nerviosismo tanto por la opción de caer eliminado como por el ambiente que podía haber debido al tema de la venta del club, pero lo cierto es que Ben Yedder acabó con todo eso muy pronto. Y es que a los diez minutos ya había hecho dos goles para prácticamente dejar zanjado el pase a la siguiente ronda. A partir de entonces, hubo fases de todo en la primera parte. De más empuje sevillista. Y de arreón ruso. Pero Banega, nada más comenzar la segunda mitad, puso el 3-0 en el marcador desde el punto de penalti en una jugada en la que los rusos se quedaron con uno menos. Todo estaba hecho y sólo había que dejar que pasaran los minutos. El “rey” de la Europa League sigue su camino. En el sorteo del lunes (como primero de grupo) conocerá a su próximo rival pero, lo que está claro, es que el Sevilla quiere seguir haciendo historia en su competición fetiche.

No pudo comenzar mejor el partido. Tras el ruido externo en señal de protesta por la posible venta del club, todos se centraron en conseguir la clasificación. Y hubo uno que hasta demostró tener prisa: Ben Yedder. El delantero salió muy enchufado y en apenas diez minutos ya había conseguido poner al Sevilla con pie y medio en el sorteo de los dieciseisavos de final de la Europa League. Porque los de Nervión salieron presionando arriba, pero es que el franco-tunecino metió prácticamente los dos primeros que tocó. El primero, a los cinco minutos, aprovechando un mal despeje hacia atrás del Krasnodar. El “nueve” no falló dentro del área. Y tampoco lo haría cinco minutos después, es decir en el 10, cuando Sergio Gómez despejó un balón en largo y le cogió la espalda a la defensa rusa para encarar al meta rival y poner el 2-0 en el marcador del Ramón Sánchez-Pizjuán. Volvía la tranquilidad a Nervión después de comenzar con nervios por haber opciones de quedar eliminado.

Y con el partido y el pase encarrilados, el Sevilla se sintió muy cómodo. Siguió apretando teniendo como referencia a un Ben Yedder que continuó volviendo loca a la zaga visitante. Cada balón que tocó terminó en peligro, a pesar de que a André Silva no se le vio especialmente enchufado. Franco Vázquez fue apareciendo poco a poco y el centro campo formado por Roque Mesa y Banega se sintió cómodo. También la defensa, aunque el Krasnodar fue despertando poco a poco y creó algo de peligro. De hecho, Vaclik tuvo que aparecer en un par de acciones para evitar que los rusos recortaran distancias. Eso provocó que los visitantes, que se podían permitir el lujo de perder hasta por tres goles, dieran un paso adelante, lo que hizo que el Sevilla sufriera más de la cuenta en los últimos diez minutos de la primera parte. Aunque se quedó en eso, en un par de sustos, porque el electrónico no se movió y se llegó la descanso con un 2-0 bastante tranquilizador.

Pero, por si todavía había alguna duda por el arreón final del Krasnodar, todas quedaron disipadas nada más comenzar la segunda parte. Franco Vázquez comenzó una jugada personal que acabó con Ramírez salvando el gol del Sevilla bajo palos…con la mano. Penalti, expulsión y tanto de Banega desde los once metros. Corría el minuto 48 y el Sevilla ya tenía los dos pies en el sorteo del próximo lunes, donde quedarán confirmados los dieciseisavos de final. A partir de entonces, nadie pensó en el duelo en sí. El Krasnodar jugó a no encajar más tantos, ya que llegó a Nervión prácticamente clasificado y se podía ver fuera. Los de Machín, por su parte, dosificaron fuerzas pensando en el partido del domingo ante el Girona. Machín comenzó a mover el banquillo para dar descanso a los pesos pesados y, a la vez, que otros con menos minutos tuvieran su oportunidad. Y así, con varias marchas menos que en la primera mitad, fueron pasando los minutos hasta que llegó el final del encuentro y, por lo tanto, la clasificación del Sevilla como primero de grupo.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes en ABC de Sevilla
Ramón Román
RT @AFDLP: Así explica el Betis las ventajas de jugar antes de las vacaciones la gira por Estados Unidos https://t.co/Ys8VGIx4UK vía @RTVBe - 5 días ago