Las ganas del «novato» por jugar en Nervión

Por  2:39 h.
Víctor Machín, así prefiere que le llamen en su nueva etapa como jugador del Sevilla el hasta ahora conocido como Vitolo, acude cojeando a charlar con ABC tras no poder entrenarse en la playa de Costa Ballena. Presa de una gran ampolla en su pie derecho, el futbolista canario afirma que, con el nombre que hereda de su padre, le rinde un homenaje a aquellos que le han permitido con su apoyo llegar a un club como el de Nervión, que le da su primera oportunidad al máximo nivel. El futbolista canario cuenta los días para arrancar la temporada y tener la oportunidad de ponerse la camiseta sevillista y disputar un partido en un estadio que le dejó marcado una noche en la que acudió como espectador al Ramón Sánchez-Pizjuán. «Me encanta la afición del Sevilla. Me acuerdo que vimos un partido porque jugamos esa semana ante el Betis en la Copa del Rey y me quedé entusiasmado. Es es un campo mítico de Primera, un ‘campazo’, donde la afición siempre está arropando al equipo, con exigencia, que siempre es algo bueno. Tengo muchas ganas de que llegue el primer partido», reconoce el jugador a este periódico.

Su gran temporada en Las Palmas, con el que convirtió 15 goles en un año en el que los canarios lucharon hasta el final por el ascenso, hizo que Monchi y Emery se pusieran de acuerdo para reclutar al extremo para el primer equipo, darle la opción de debutar en Primera división y, de paso, en competiciones europeas. «Afronto mi primer año con muchas ganas, es lo que quería desde hace tiempo, jugar en Primera división, en un gran club como el Sevilla y estoy impaciente porque llegue la temporada, jugar partidos y hacer un buen año. Uno de los motivos por los que viene es porque iban a jugar la UEFA, y porque es un gran club», declara un introvertido Víctor.
Y es que aún es pronto para adquirir confianza, lleva pocos días con sus nuevos compañeros y no tiene la relación cercana con un vestuario del que habla bastante bien. «Es un un buen grupo, con buena gente que tienen sus momentos de guasa. Aún no me ha dado tiempo de relacionarme mucho con mis compañeros, de conocerlos bien, pero con el que más he tratado ha sido con Moisés, mi compañero de habitación. Él me está haciendo la estancia más agradable, algo que se agradece siempre un recién llegado como yo», comenta. Pero lo más importante para este canterano de la prolífica factoría de la U. D. Las Palmas es adaptarse al ritmo de Primera división y a lo que Emery va a requerir de él. Con su versatilidad en la mediapunta puede jugar con buen rendimiento en cualquiera de las bandas aunque, como él mismo reconoce, «en los últimos años he jugado por la izquierda. El año pasado fue mi mejor campaña ahí, pero me puedo amoldar a cualquier posición de ataque. En la cantera de Las Palmas jugué como extremo derecho, así que estoy a disposición del míster».
Una de los aspectos que motivó la contratación de Víctor para la secretaría técnica fue la capacidad goleadora que ha mostrado en Segunda división. En un club en el que siempre se ha reclamado más aportación en este apartado por parte de la segunda línea, el canario espera ayudar sumando algunos tantos al colectivo. «La temporada pasada fue la mejor en esa faceta, marqué 15 goles, una buena cifra para un extremo. Estoy muy contento por ello y ojalá este año pueda poner mi granito de arena también con goles», asevera. Pero, para ello, primero ha de lograr sumar cuantos más partidos mejor, aunque reconoce que la titularidad en el Sevilla va a estar cara con refuerzos como Jairo, Marin, Bacca, y los que ya están, como Perotti o Reyes. «Creo que ser titular en un equipo como el Sevilla es difícil, pero uno siempre tiene la ilusión de competir al máximo y disputarle el puesto al que tienes por delante en tu puesto. Eso sólo puede ayudar al equipo», declara.
Una de las misiones en las que el equipo deberá mostrarse efectivo, y en la que Víctor debe ayudar, será la de hacer que no se note la marcha de Jesús Navas y la más que probable de Negredo. En este sentido, uno de los recién llegados entiende que «somos un equipo con muchos jugadores nuevos, y es verdad que Navas y Negredo son imposibles de sustituir, porque son jugadorazos. Los que llegamos no venimos a sustituirles, sino a hacerlo lo mejor posible para que el equipo no se resienta».
Agradecido por la confianza mostrada en él, Vitolo (va a costar llamarle como él quiere), revela qué le dijo Emery cuando iba a cerrar su traspaso al Sevilla. «El míster habló conmigo cuando iba a firmar para decirme que confiaba en mí, que trabajara duro, que seguro que tendría una recompensa. También tengo que darle las gracias a Monchi por apostar por mí», comenta. Sin embargo, antes de hablar de partidos, goles o asistencias, el futbolista afirma tener que solucionar el tema de la vivienda para poder centrarse únicamente en el fútbol. «No he tenido tiempo de nada, estoy un poco desubicado, así que ya cuando lleguemos de Sudamérica me pondré a buscarla. Vendrán mi novia y mis padres los primeros días, para hacerme aún más fácil mis primeros días en Sevilla». Por ganas, no va a ser.
Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla, https://t.co/OKGmn3p4dA y https://t.co/2J9VfuERRI «El periodismo es la literatura con prisas» Mathew Arnold
DEP Valentín https://t.co/X8T4rFI11V - 13 horas ago