Pablo Machín, en el entrenamiento del Sevilla (Juan Flores)
Pablo Machín, en el entrenamiento del Sevilla (Juan Flores)

Sevilla – Real Sociedad: La presión de saber que se acabó el margen de error

Los de Nervión reciben a los vascos inmersos en una racha negativa que debe acabar para que no peligren los objetivos; el puesto de Machín, en juego

Por  3:59 h.
Sevilla
-
Real Sociedad
-
Soriano; Mercado, Carriço, Sergi Gómez; Navas, Banega, Franco Vázquez, Sarabia, Promes; André Silva y Ben Yedder
Rulli; Zaldua, Moreno, Navas, Theo; Zubeldia, Zurutuza, Merino; Oyarzabal, Sandro y Januzaj.
Ignacio Iglesias Villanueva (Comité Gallego).
Ramón Sánchez-Pizjuán (18.30, beIN LaLiga)

Final. No caben más traspiés. Por los objetivos y por el puesto del entrenador, el Sevilla no se puede permitir esta tarde otra cosa que no sea una victoria ante la Real Sociedad. La situación se ha complicado, y mucho, tras una caída libre en LaLiga que, en parte, parece haberse trasladado también a Europa. Tras el pobre empate del jueves contra el Slavia de Praga, las alarmas se han encendido en Nervión. A Pablo Machín se le ha caído el equipo y, aunque hoy se sentará en el banquillo del Ramón Sánchez-Pizjuán, no está asegurada su continuidad si no vence a los vascos. Los resultados mandan y, aunque hasta hace nada muchos coincidían en que el soriano era el mejor fichaje de la temporada, lo cierto es que ahora las victorias no llegan y comienzan a peligrar los objetivos. La cuarta plaza todavía no está descartada, claro que no, pero la línea del equipo ha hecho que ahora la preocupación sea quedar, al menos, entre los seis primeros, algo que también podría comenzar a complicarse si hoy no suma los tres puntos. De hecho, podría salir de puestos europeos después de 21 jornadas. Los datos, por tanto, no dejan lugar a dudas. Lo de hoy es una final. Y toca ganarla para que lo que resta de la temporada no tenga todavía más sobresaltos.

Vayamos por partes. Lo primero es el equipo. El Sevilla. Los de Nervión llevan una racha pobre. Mucho. Inadmisible para un club de su presupuesto. Mirando sólo lo que va de 2019, los de Machín han ganado sólo un partido de los nueve que han disputado en LaLiga. Y han empatado dos, por lo que acumulan seis derrotas, siendo tres de ellas de forma consecutiva y reciente (Villarreal, Barcelona y Huesca). Más allá del paupérrimo nivel como visitante, las cosas también empiezan a flojear en el Sánchez-Pizjuán, algo que debe cortar de raíz esta tarde para que el ambiente se tranquilice. Y es que el Sevilla, que comenzaba la jornada en la sexta posición, podría perderla en función de los resultados que se den hoy, ya que tanto el Valencia como el Betis y la Real Sociedad podrían adelantar a los de Nervión.

Luego está el asunto del entrenador. De Pablo Machín. El soriano está en el punto de mira, en el alambre. Desde el mismo club se habla de final, se filtra que otro traspié significaría el adiós del entrenador. Eso nunca se puede asegurar, porque luego influyen muchos aspectos, pero en Nervión hasta tienen decidido que el mejor colocado para esa posible sustitución es Joaquín Caparrós. Sí, el jefe del técnico sería su recambio. Podría parecer algo rocambolesco, porque no es normal que el director deportivo pase al banquillo, pero en el Sevilla, con José Castro al mando, no son partidarios de experimentar y prefieren ir a lo seguro: el utrerano funcionó en la recta final de la temporada pasada y se espera que pueda hacer lo mismo en la actual, siempre y cuando llegara el caso de la destitución. Y, aunque el propio Pablo Machín explica que cree en la victoria y que confía en el equipo, lo cierto es que desde hace semanas se le ve apagado, sin ideas. Como si ya hubiera bajado los brazos, aunque es cierto que todavía tiene una última bala y que nunca se sabe cuándo puede llegar el momento de una reacción fulgurante.

Lo que sí tienen claro todas las partes es que ya habrá tiempo para pensar en la Liga Europa, competición que se complicó bastante el jueves. Toca pensar en una Real que llega a Nervión sin presión pero a un paso del propio Sevilla y, por tanto, de los puestos europeos. De hecho, a día de hoy, se le puede considerar como un rival directo. Las bajas de Willian José, Diego Llorente e Illarramendi deben pasarle factura a los vascos, aunque los de Nervión también cuentan con jugadores muy cansados y con otros que se quieren subir al barco, como son los casos de Gonalons y Gnagnon, las principales novedades de la lista de 20 jugadores que dio ayer Machín por las dudas que hay con Vaclik y Wöber.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes en ABC de Sevilla
Ramón Román
RT @FPGandul: Recuerdo a mis distinguidas amistades, que mañana jueves, a las 20.30 horas y hasta una hora más tarde, firmo ejemplares de m… - 3 días ago