Sarabia y Jesús Navas, durante un entrenamiento
Sarabia y Jesús Navas, durante un entrenamiento

Sevilla – Slavia de Praga: Nervión y «su» torneo, acicates para el despegue

El Sevilla de Machín quiere volver a volar y reenganchar a su afición, expectante con el técnico; regresa Carriço para aportar serenidad a la zaga

Por  5:00 h.
Sevilla
0
Slavia Praga
0
Sevilla FC: Vaclik; Carriço, Kjaer, Wöber; Jesús Navas, Banega, Roque Mesa, Sarabia, Promes; André Silva y Ben Yedder.
Slavia de Praga: Kolar; Coufal, Ngadeu-Ngdajui, Deli, Boril; Husbauer, Soucek; Stoch, Traoré, Zmrhal; y Skoda.
Árbitro: Ruddy Buquet (Francia).
Estadio: Ramón Sánchez-Pizjuán (18.55 - Gol).

El 2019 ha dibujado un sinfín de dudas en el Sevilla de Machín. Todo había marchado sobre ruedas en el primer tramo de la temporada, con un equipo de sello definido y verdaderamente incómodo para los rivales. El Sevilla estaba ilusionando a su gente, ofreciendo la mejor versión de sus futbolistas, presumiendo de técnico, llegando a coronar incluso la cúspide de la tabla en LaLiga… Sin embargo, desde el comienzo del nuevo año, el invento de Machín pareció desbaratarse cual castillo de naipes. Del blanco al negro. En pocas semanas, la identidad y solidez del juego nervionense se han diluido. Cinco puntos de 27 posibles en el torneo de la regularidad, la pérdida de la plaza Champions y una sonrojante eliminación copera han golpeado de forma abrupta las expectativas del plantel y de su entrenador. Pero hay una gran noticia: queda margen para levantarse y conseguir retos enormes. El punto de inflexión que no llegó en Huesca debe aparecer hoy ante el Slavia de Praga en el Sánchez-Pizjuán. Al menos, eso es lo que esperan todos en el Sevilla.

El otro gran estímulo emana del propio idilio del club hispalense con la Europa League. Cada vez que entra en escena en su torneo fetiche, el pentacampeón se transforma para ofrecer, casi siempre, su mejor cara. Ni siquiera el duro comienzo de 2019 ha alterado la ‘tradición’, toda vez que en la anterior ronda, en los dieciseisavos de final, el Sevilla ya supo aparcar sus problemas para exhibirse ante la Lazio, ganando los partidos, 0-1 en Roma y 2-0 en Nervión. Y no menos garantía, a la hora de activar la anhelada reacción del equipo, supone contar con el sempiterno aliado del Ramón Sánchez-Pizjuán, auténtico bálsamo para las heridas sevillistas y resorte principal que aún mantiene en pie los ambiciosos objetivos de la entidad. El Sevilla ha ganado los siete partidos europeos que ha disputado en casa esta temporada, con 24 goles a favor y sólo uno en contra.

Nervión quiere dar hoy un paso más en «su» competición. Rugirá como siempre. Pero también estará expectante hacia el patrón de su barco, un Pablo Machín que necesita recuperar crédito a base de resultados inmediatos. El choque de hoy ante el Slavia y el del domingo frente a la Real Sociedad, también en casa, se antojan cruciales para llenar las alforjas de confianza y cortar de raíz la caída del equipo y de su técnico. El primero de los pasos no es otro que el de respetar al máximo al adversario de esta tarde. Machín no quiere ningún tipo de relajación ante el líder de la liga checa. Tiene motivos para ello y así se lo ha trasladado al vestuario: «A estas alturas todos los rivales son peligrosos; tienen capacidad para poder ganar a cualquiera. Nos ha costado mucho doblegar a rivales que no tenían un pedigrí muy alto. Si no estamos acertados al cien por cien, nos puede ganar cualquier equipo que en teoría no tenga tanto nombre como el nuestro. El Slavia es un oponente que nos va a exigir mucho, muy físico. Nos hará que el partido se desordene por momentos. Tenemos que demostrar que nuestra calidad es superior y tenemos que ponernos a su nivel de intensidad. Nuestro rival no es cojo, llega con mucha gente al ataque, aprieta sin pausa, hace muchas marcas al hombre… Debemos saber que son dos partidos y debemos intentar mantener nuestra portería a cero», explicó ayer en la previa el preparador soriano.

Machín, que no podrá contar con los lesionados Nolito y Escudero ni con el sancionado Franco Vázquez, medita algún cambio de cromos en su alineación. Tampoco descarta salir con defensa de cuatro. Sea como fuere, no revolucionará el once. No está la situación como para arriesgar con probaturas. Las principales novedades pueden registrarse en la zaga, con la entrada de Wober y Carriço.

El Slavia, por su parte, vive un momento dulce. Líder de su campeonato doméstico, logró superar la fase de grupos de la UEFA Europa League por primera vez en su historia, terminando segundo por detrás del Zenit en el Grupo C, con diez puntos. En dieciseisavos, los checos superaron con contundencia al Genk, endosándole un 1-4 en Bélgica tras el 0-0 de la ida disputada en Praga. Para este primer ‘round’ contra el Sevilla, el técnico del Slavia, Jindrich Trpisovsky, tiene a todos sus hombres disponibles. Llega a Nervión un equipo al que le gusta mirar hacia arriba y que tiene gol, como lo demuestran las doce dianas que suma esta temporada su extremo derecho Mirsolav Stoch, o las ocho conseguidas por sus centrocampistas Husbauer y Tomas Soucek, o por el delantero Milan Skoda. Son los principales futbolistas del Slavia a vigilar por los de Machín.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 18 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @AFDLP: Las partes han alcanzado un acuerdo para la cesión del jugador cordobés https://t.co/EYWyssg4RS vía @AFDLP #Betis - 2 horas ago