Los jugadores del Slavia celebran uno de los goles en su duelo ante el Sevilla (J. M. Serrano)
Los jugadores del Slavia celebran uno de los goles en su duelo ante el Sevilla (J. M. Serrano)

Sevilla – Slavia de Praga (2-2): Tintes de drama

Cúmulo de despropósitos en Nervión que obliga al Sevilla a ir a ganar a Praga

Por  20:52 h.
Sevilla
2
Slavia Praga
2
Sevilla FC: Vaclik (Juan Soriano, m. 44); Mercado, Kjaer, Sergi Gómez; Navas, Banega (Promes, m. 75), Rog, Sarabia, Wöber (Roque Mesa, m. 46); Munir y Ben Yedder.
Slavia de Praga: Kolar; Coufal, Kudela, Deli, Boril; Stoch, Kral (Ngadeu-Ngdajui, m. 78), Soucek, Traoré, Zmrhal (Skoda, m. 72); y Masopust (Olayinka, m. 59).
Goles: 1-0, m. 1: Ben Yedder. 1-1, m. 24: Stoch. 2-1, m. 27: Munir. 2-2, m. 38: Kral.
Árbitro: Ruddy Buquet (Francia). Mostró amarilla a Coufal, Banega, Masopust y Soucek.
Estadio: Ramón Sánchez-Pizjuán. 30.698 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. Cielo nuboso y 16ºC. Partido de ida de los octavos de final de la UEFA Europa League 2018-19.

El Sevilla se ha metido en una espiral de problemas de la que no logra salir. Este jueves, sobre todo en la segunda mitad, mereció ganar el partido ante el Slavia, tanto por ganas como por ocasiones. Pero la realidad es que este equipo anda sumido en una galopante crisis que le nubla las ideas, algo que se ve reflejado en su nefasta concentración defensiva, en la falta de puntería de los delanteros y en un centro del campo romo en creatividad. Por no acompañar, ya no acompaña ni la suerte, que estuvo esquiva y del lado checo en sus dos goles. Hasta Vaclik se fue lesionado del choque en la primera mitad. Un drama. El entrenador no está señalado, sino señaladísimo. Ya no sabe qué teclas tocar. Tras el 2-2, no queda otra que levantarse e ir a ganar a Praga para meterse en cuartos. Casi nada.

Machín movió algunas piezas en su once, tratando de estimular al equipo. Optó por Wöber en la izquierda, en lugar de Promes, y dio banquillazo al portugués André Silva para apostar arriba por la pareja Munir-Ben Yedder. Los dos marcaron. La salida del Sevilla fue apabullante, con una presión muy alta sobre la portería de Kolar. Sólo 25 segundos tardaron los locales en asestar el primer golpe a su adversario para ponerse por delante en el marcador. Soucek erró gravemente en la salida del balón, Banega se anticipó a Kral y asistió con calidad a Ben Yedder para que el franco-tunecino no perdonara ante el portero del Slavia. 1-0. Muchos sevillistas aún no habían ocupado sus asientos. No importaba… el gol se celebró por todo lo alto; aportaba una tranquilidad enorme para encarar el partido. El tanto era el séptimo para Ben Yedder en la Europa League (nueve teniendo en cuenta las previas), que lo celebró con un polémico gesto mandando a callar a un sector de la grada.

El Sevilla parecía controlar el choque, mostrándose superior a los checos desde el inicio. Vaclik no tocó la pelota hasta los doce minutos para blocar un débil remate de cabeza picado de Deli. Una de las contadas noticias positivas que dejó esta primera mitad para el Sevilla fue que la pizarra ofensiva de Machín, criticada durante toda la temporada, dejó por fin algunos frutos. En jugada ensayada, Ben Yedder estuvo a punto de conseguir el segundo del Sevilla a pase de nuevo de Banega, pero esta vez su chut desde el corazón del área se estrelló en un defensor del Slavia a pocos centímetros de la línea de gol.

Pero el infortunio quiso que del posible 2-0 se pasara al 1-1. Stoch, uno de los más destacados del conjunto praguense, recogió la pelota en la frontal, disparó con intención y el balón pegó en el cuerpo de Rog desviando su trayectoria para dejar clavado a Vaclik. El Slavia empataba el partido. La defensa sevillista estuvo demasiado estática, más allá de que el azar cayera del lado checo. Pese al mazazo, no se amilanó el Sevilla, que sólo dos minutos después de la igualada visitante volvió a adelantarse en el partido. Los de Machín sacaron punta a la estrategia en un saque de esquina botado por Banega. El argentino colgó el esférico al segundo palo y por allí apareció Munir para, de primeras, conectar de volea un magnífico zurdazo al fondo de las mallas de Kolar. Golazo.

Todo apuntaba a la bandera blanca de los checos. Sin embargo, antes del descanso le iban a llover más despropósitos al Sevilla. El Slavia niveló el marcador por segunda vez. Kral remató un córner, completamente solo en el segundo palo, ¡y con el hombro!, para establecer el 2-2. El centrocampista ni siquiera sabía dónde estaba la pelota… anotó sin quererlo. Y la mala fortuna para el Sevilla no terminó ahí, porque en la misma jugada, al intentar detener la pelota, Vaclik se lesionó chocando con el palo y tuvo que dejar su sitio en el campo a Juan Soriano antes del intermedio. Tablas en el ecuador del choque. Es cierto que la suerte se alió con los visitantes en sus dos tantos, pero el juego del Sevilla no convencía en absoluto. El equipo de Machín acusaba un agujero tremendo en el centro del campo que el Slavia supo aprovechar. La manija del partido estaba en el aire. Faltaba autoridad. Consistencia. Banega necesitaba más ayuda de la que le proporcionaban Rog y Sarabia en la zona ancha.

Con ello, en la reanudación, Machín buscó reforzar la medular dando entrada a Roque Mesa por un desafortunado Wöber. Sarabia pasó a la izquierda y entrando desde ese costado firmó la primera oportunidad de su equipo en la segunda parte, con un remate dentro del área que logró repeler Kolar. El madrileño mejoró sus prestaciones en la nueva ubicación, muy incisivo en las diagonales. Poco después, volvió a probar con un lanzamiento lejano que también abortó el portero del Slavia. El Sevilla mejoraba por momentos y buscaba la meta de Kolar con ahínco, mereciendo la victoria. A la hiperactividad de Sarabia se sumaba también un voluntarioso Munir, dibujando continuamente los desmarques y generando peligro arriba. El hispano-marroquí dispuso en los siguientes minutos de hasta tres buenas ocasiones para marcar… nada; la tarde estaba imposible para el Sevilla. Para colmo, también falló el árbitro. El francés Buquet invalidó un gol a Ben Yedder por un fuera de juego del franco-tunecino que no era. Otra punzada para los locales: no hay VAR en esta Europa League. Todo se unió contra los nervionenses, que siguen sumidos en su crisis de resultados y que se tendrán que jugar el pase a cuartos en Praga el jueves que viene.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 18 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @AFDLP: La alineación del Betis contra el Valladolid: el Panda y Fekir, titulares https://t.co/A6RFPVKsCR vía @AFDLP @MontesdeOcaFran #B - 3 horas ago