Sólo una derrota del Barcelona con Muñiz

Por  15:42 h.

Muñiz Fernández, dispuesto a amonestar a un jugadorA nadie escapa que es uno de los árbitros menos queridos por la afición sevillista. Muñiz Fernánez, que arbitrará el Barcelona-Sevilla de mañana (20:00 horas) se ha ganado, por sus extrañas decisiones, la antipatía del sevillismo. Un árbitro con el que el Sevilla pierde más que gana y que, por el contrario, le trae fortuna al conjunto azulgrana, con sólo una derrota en los 23 partidos que le ha pitado. El próximo 5 de octubre se cumplirán diez años de aquel Barcelona-Valencia que acabó con victoria ‘Che’, con gol de Oliveira.

En cuanto a los partidos que le ha arbitrado al Sevilla, sólo hay que echar la vista atrás para ver que este colegiado, conocido por su pelo engominado, no suele tener suerte con los nervionenses. En total, Muñiz ha dirigido 25 partidos a los sevillistas, con un saldo de ocho victorias, diez derrotas y siete empates. Además, en estos encuentros ha señalado cuatro penaltis a favor del Sevilla, por ocho en contra. 80 son las tarjetas amarillas que los sevillistas han visto con Muñiz y hasta en doce ocasiones fueron expulsados, frente a las siete veces que un rival se fue a la ducha antes de tiempo. Anécdotas hay muchas, como la expulsión que sufrió Reyes la pasada temporada en el campo del Español, cuando el utrerano vio una segunda tarjeta amarilla en la primera parte por sacar una falta después de que Muñiz le diera permiso.

Asimismo, este colegiado también fue el encargado de pitar el Barcelona-Sevilla de la temporada 2006-07. Aquel encuentro terminó 3-1 para los azulgranas, pero, según cuentan las crónicas, la actuación de Muñiz fue muy desafortunada, anulando un gol legal al Sevilla, pitando un penalti riguroso al Barcelona y no concediendo otro relativamente claro a los sevillistas, por derribo a Kanouté. Juande Ramos, por cierto, acabó expulsado.

Redacción

Redacción