El sueño de Del Nido y el año 2015

Por  10:56 h.
Del Nido, en rueda de prensa
El fútbol español, a la fuerza eso sí, está cambiando poco a poco. Y uno de los aspectos que pueden dejar de ser menos malo es el sistema que impera actualmente en cuanto los derechos de televisión. Del Nido, presidente del Sevilla, fue el primero que hace años alzó la voz contra el régimen que todavía hoy impera en España. De forma errónea, se habla de un mal reparto del dinero de las televisiones. Pero en el fútbol español no hay reparto alguno, ni bueno ni malo: los clubes decidieron hace años vender de forma individual sus derechos, de tal manera que el Real Madrid y el Barcelona han conseguido que alguien les pague más de 150 millones mientras que el equipo que menos cobra sólo llega a 12. Entre ambos polos, el resto de la Liga, mucho más cerca de la cola que de la cabeza, en este caso bicefalia. Tal bestialidad ha dinamitado lo que era una de las mejores ligas del mundo. Pero el cambio, el principio del sueño de Del Nido, puede llegar en un par de años.
La lucha que ya no sólo encabeza el Sevilla (también Atlético y Valencia como equipos más representativos) parece que obtendrá frutos a partir de 2015. Javier Tebas, presidente de la LFP, está dispuesto a ceder, pero hasta cierto punto, sin tocar los privilegios de los dos grandes (y así no debilitar su situación de ventaja respecto a sus competidores en Europa, que perciben mucho menos dinero por este concepto). Vamos, que de 135 millones jamás bajarán los dos colosos. Pero ya es algo. España no se convertiría de buenas a primeras en la Premier, la Bundesliga o incluso el Calcio, donde impera un concepto más real de justicia, pero al menos adoptará un sistema mucho mejor que el actual. Se trata de vender, a partir de la campaña 2015-16, los derechos de la competición de manera unitaria (más que nada porque el Gobierno va a obligar a ello, no crean en buenos samaritanos), lo cual reportaría a la Liga más de 900 millones.
A partir de ahí, quedaría discutir el sistema de reparto de ese dineral. Se trabaja para que la proporción entre el que más cobra y el que menos sea de 5 a 1 y no de 13,5 a 1 como existe actualmente (en la Premier, la máxima diferencia es de 1,5 a 1). El Sevilla cobra en la actualidad 32 millones anuales de Mediapro en concepto de derechos de televisión, un contrato que contemplaba una serie de extras en función de logros deportivos y que termina esta temporada. Mientras, en ligas como la Premier o la Bundesliga, equipos de similar nivel perciben más. El cuadro nervionense, de prosperar una de las teorías más aplaudidas (la de repartir buena parte de ese dinero en función de los resultados deportivos de los últimos años, las audiencias televisivas y la afluencia a los estadios), se vería sensiblemente favorecido y podría disponer de un presupuesto de gastos mayor que el actual, consolidando su posición entre la nobleza del fútbol español.