86 partidos de Liga sin marcar de falta directa

Por  10:01 h.

Sevilla FC: Rakitic celebra un gol anotado esta temporadaEl Sevilla acumula varios récords negativos en las últimas tres temporadas, que no han salido todo lo bien que se esperaba. Uno de ellos acabó el miércoles en el partido que los de Emery disputaron ante el Rayo Vallecano: el Sevilla volvió a meter un gol de falta directa. No lo hacía, ojo al dato, desde la temporada 2010-11, concretamente en su jornada 33 (abril de hace dos años), en un encuentro en el que el conjunto nervionense, entrenado por Gregorio Manzano, se impuso al Villarreal por 3-2 en Nervión. Como curiosidad, su autor fue el mismo que anotó ante el Rayo, Ivan Rakitic. La racha ha sido extraordinaria, nada menos que 86 partidos consecutivos de la Liga sin anotar un solo gol de falta directa. Se dice pronto.

Pero hay un dato aún peor, puesto que el equipo sevillista se ha llevado casi 100 partidos oficiales (98 incluyendo los de la Copa del Rey y los de la Europa League) sin marcar de libre directo. La racha la rompió también Rakitic, en el partido de esta temporada ante el Slask Wroclaw jugado en el Sánchez Pizjuán, si bien fue un tanto extraño, ya que el croata quiso centrar el esférico al área y no disparar directamente a puerta, aunque el balón acabó alojado en el interior de la portería polaca sin que nadie lo tocara.

Precisamente de esa forma anotó Ivica Dragutinovic los últimos goles de faltas que se recuerdan por Nervión antes de la llegada de Rakitic, en enero de 2011. El serbio se especializó en sus últimos partidos con el Sevilla en lanzar faltas casi indescifrables para los porteros y anotó varias que fueron ejecutadas como centros para ser rematados. Desde la salida de Luis Fabiano y Daniel Alves, el Sevilla no ha tenido un lanzador especializado en anotar faltas directas al borde del área. Rakitic es el encargado de ejecutarlas en la actualidad, pero hasta la fecha ha sido mucho más certero en jugadas de estrategia que tirando de forma directa.