Gameiro, Pareja y Figueiras, desalojados por un incendio en el Hotel Los Lebreros

Por  10:30 h.

Desde minutos después de las diez de la mañana se ha declarado un incendio en la planta undécima del Hotel Los Lebreros, muy próximo al estadio Sánchez-Pizjuán y tres futbolistas de la primera plantilla del Sevilla FC se han visto afectados. No hay que lamentar que alguno de ellos haya resultado herido, pero sí, como la mayoría de clientes del hotel, han tenido que ser desalojados de sus respectivas habitaciones por motivos de seguridad. Entre los jugadores que han tenido que ser desalojados, alguno acompañado por sus familiares, están Kevin Gameiro, Nico Pareja y Diogo Figueiras, los cuales aún viven en el hotel, dado que todavía no han encontrado casa donde vivir en la capital hispalense. En todo momento han estado atendidos y acompañados por el director deportivo Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi, y por el delegado Juan Martagón. El Sevilla ha hecho oficial una breve nota en su web confirmando que los tres jugadores han tenido que ser desalojados brevemente del centro hotelero, donde se alojan otros cuatro miembros más del plantel sevillista, que en el momento del siniestro no se encontraban en el interior del edificio.

Como viene informando sevillaciudad.es y abcdesevilla.es, un incendio en una habitación de la planta 11 del Hotel Los Lebreros ha obligado a desalojarlo parcialmente. Según fuentes del 112, a las 10.30 de la mañana una llamada de emergencia alertaba de un incendio declarado en la planta 11 del hotel. Hasta allí se han desplazado los Bomberos, la Policía Nacional y Local y el Cecop y ambulancias, que han tenido que atender a diez personas por inhalación de humo, la mayoría personal del hotel, de las cuales tres han sido trasladadas al Hospital Universitario Virgen del Rocío y otras tres al Virgen Macarena, aunque no revisten de gravedad. Los primeros datos apuntan a que el incendio se ha originado al prenderse el colchón de una de las habitaciones, probablemente por una colilla. El fuego generó «mucho humo», que se extendió de las plantas 10 a la 13, aunque el desalojo «inmediato» del establecimiento impidió que se produjeran mayores daños personales. La actuación de los Bomberos obligó a cortar el tramo de Luis de Morales, que ya ha sido reabierto al tráfico tras ser controlado el fuego.