Emery insiste en la presión y la salida rápida del balón

Por  13:17 h.

El Sevilla FC ha vuelto hoy a ejercitarse sobre los campos de la ciudad deportiva Cisneros Palacios, sin tiempo casi para saborear el triunfo cosechado ayer ante el Rayo Vallecano en el Sánchez-Pizjuán, en un nuevo mal partido realizado por los hombres de Unai Emery. En el entrenamiento de esta mañana el técnico sevillista ha decidido que los jugadores que fueron titulares ante los vallecanos se quedaran haciendo trabajo de recuperación en el gimnasio y el resto de integrantes sanos del plantel, incluido Federico Fazio, saltaron al césped para comenzar a preparar el encuentro del sábado contra la Real Sociedad. En ese grupo de jugadores había hombres como Perotti, Bacca, Rabello, Javi Varas, Cristóforo o Iborra, que han estado acompañados por los canteranos Moi, Cotán, Luismi, Israel Puerto y Carlos Fernández, a los que se ha unido Curro para el partidillo final. En los primeros ejercicios, Emery dividió a sus jugadores en dos grupos que trabajaron los movimientos de basculación dentro del campo, con o sin balón.

Posteriormente, ya sin Fazio que se retiró antes por precaución, los grupos se unieron y llevaron a cabo algo en lo que el técnico ha insistido durante toda la mañana, la presión y la salida rápida del balón a la contra con finalización a gol, para lo cual el espacio entre porterías para jugar fue reducido.

Mañana, ya con todos los jugadores aptos a disposición de Emery, regresará el Sevilla al trabajo en la sesión previa al viaje a San Sebastián, que se producirá, si no hay cambio de planes, el mismo sábado por la mañana.