El método Trochowski: de Youtube al “pensamiento positivo”

Por  6:01 h.
Sábado 29 de septiembre de 2012. Sexta jornada de Liga. Sevilla-Barcelona. Minuto 38. 1-0 en el marcador del Sánchez-Pizjuán. Hace 12 minutos que Trochowski ha puesto por delante a su equipo ante el todopoderoso Barcelona. Algo no va bien en la rodilla del internacional alemán, que deja su puesto a Manu del Moral. Miércoles 4 de septiembre de 2013. Partido amistoso entre el Córdoba y el Sevilla. Trochowski vuelve a sentirse futbolista. La prueba es todo un éxito. «Los dos últimos meses han pasado muy rápidos y, en cierta medida, estoy sorprendido de que ya haya podido jugar 70 minutos». Se sincera. Casi un año después, el centrocampista vuelve a experimentar «su gran pasión». Durante esa travesía por el desierto desde el punto de vista profesional, Trochowski ha superado tanto trabas físicas como mentales. «El día que supe que me había lesionado de gravedad fue muy duro, pero, pese a que era consciente de que muchos de los que sufrieron esta lesión no habían vuelto a jugar, desde el día siguiente ya sólo pensaba en regresar a los terrenos de juego. Ése fue el camino que decidí tomar y aquí estoy». ¿La clave? El método Trochowski.
Y es que al futbolista nacido en la localidad polaca de Tczew, la fortaleza mental le viene de familia. Cuando tenía sólo cinco años, sus padres decidieron emigrar a Hamburgo. En ese periodo de adaptación a un entorno diferente se gesta una manera alternativa de afrontar los cambios personales. Como explicó ayer en una emotiva rueda de prensa, «tú decides si quieres recuperarte, el camino que quieres coger. La gente podía decir que no iba a volver, pero yo creía en mi rodilla y en mi cuerpo. Ese pensamiento positivo es el que me ha ayudado a recuperarme tan bien». A su tenacidad hay que añadir el acierto a la hora de decantarse por buscar en Denver una solución a su desprendimiento del cartílago del cóndilo femoral externo de la rodilla derecha. El primer mes de lesión, las molestias no remitían: «Tengo que estarle muy agradecido a mucha gente. Mi mujer, en los dos primeros meses de la recuperación, estuvo conmigo en Estados Unidos. Hablar con mi familia y amigos permanentemente me ha ayudado mucho, así como recibir tanto ánimo por parte de la gente del club y de la ciudad. Hubo días mejores y otros peores, pero nunca se me pasó por la cabeza arrojar la toalla». Un truco: «Cuando tenía un día menos bueno, me motivaba viendo vídeos en Youtube de deportistas que han superado graves lesiones».
En opinión de Trochowski, su recuperación «demuestra que todo es posible. Si tú crees en tu camino y no lo abandonas, lo consigues. Da igual que la gente no crea en ello. Creo que soy el único que ha superado una lesión así en Europa. En Estados Unidos sí tenían experiencia por casos con deportistas de otras especialidades». La apuesta por Denver le ha sonreído. El jugador se congratula.
La cuestión ahora es casi inmediata. ¿Qué versión de Trochowski va a tener Emery a sus órdenes? El alemán lo tiene claro por sus sensaciones al volver a jugar en Córdoba: «Me sentí muy bien. En ningún momento tuve miedo y eso es muy bueno. Durante el partido reaccioné como si nunca hubiera estado lesionado. Hay que jugar olvidándolo todo», explicó, para sorprender con una reflexión más que interesante: «Ha sido la primera vez en mi carrera que no he vivido el día a día del futbolista profesional. Han sido como unas vacaciones. Me ha faltado mi gran pasión, el fútbol, pero he vivido otras experiencias. Ahora valoro más lo que significa el fútbol y eso me hará sentirme más libre, menos atado sobre el césped. ¿Por qué no pensar que voy a jugar mejor que antes?».
Y otra vez el Barcelona
Y para alguien que apela a valores humanistas para superar trances tan complicados como el de una lesión de larga duración, el destino le puede hacer un guiño especial. Su calvario comenzó jugando contra el Barcelona. Ahora Emery puede contar con él para incluirlo en la lista de la próxima jornada liguera. ¿Lugar? El Nou Camp. «Volver a jugar contra el Barcelona es un pequeño objetivo que me marqué. Me lesioné contra ellos y estaría bien poder reaparecer en este encuentro», aunque Trochowski avisa: «Aún me falta un poco de fuerza para jugar muchos minutos».
Pese a su prolongada ausencia del trabajo en grupo, el centrocampista ha seguido la actualidad del equipo al minuto. «Ha habido muchos cambios», reflexiona. «Perdimos jugadores importantes. La plantilla es muy joven y tenemos que crecer poco a poco pero tengo buenas sensaciones porque veo que los futbolistas tienen hambre y quieren aprender. Hay que tener un poco de paciencia, pero no tengo ninguna duda de que todo va a ir muy bien».
Por último, tuvo palabras sobre uno de los rivales de la Liga Europa, el Friburgo alemán: «El año pasado jugaron muy bien. No tienen jugadores muy fuertes, pero funcionan como un equipo. Son buenos, pero somos favoritos en el grupo y tenemos que pasar». Palabra de Trochowski. Está de vuelta.