Fernando salta con Miguel durante el Sevilla-Valladolid (Foto: LaLiga).
Fernando salta con Miguel durante el Sevilla-Valladolid (Foto: LaLiga).

Sevilla – Valladolid (1-1): Las sensaciones no fueron para ganar

El Sevilla volvió a dejarse dos puntos en su lucha por la Liga de Campeones ante un Valladolid rocoso y sólido que se adelantó; Ocampos rescató el empate

Por  10:08 h.

Muy espeso y falto de ideas estuvo el Sevilla en su duelo ante el Valladolid, al que le rescató un punto gracias a un penalti por manos de Javi Sánchez que le sabe a poco en su pugna por la plaza de Liga de Campeones. Veníamos avisando en la previa de este encuentro de que el equipo de Lopetegui tenía que empezar a cambiar las buenas sensaciones por victorias y, justo cuando el rival invitaba a pensar en cambiar esta dinámica, los de Sergio González alargaron esta racha de once partidos seguidos sin perder, pero también de cuatro consecutivos sin ganar, en los que ha sumado empates que le están valiendo porque sus rivales directos no están sumando triunfos (a excepción del Atlético, que hoy se puede poner cuatro puntos por encima si vence como local al Alavés). Eso sí, la diferencia con empates anteriores es que este duelo ante los pucelanos dejó a la luz una imagen menos agradable de los sevillistas. Si en otras ocasiones sólo pequeñas parcelas de tiempo condenaron a los de Lopetegui, anoche la mayor parte del tiempo mostró a un Sevilla apocado, poco creativo y falto de ideas para sobrepasar al ordenado equipo vallisoletano. Suso, principalmente, empezó a agitar el árbol en la segunda mitad hasta que la igualada llegó desde los once metros, merced a una mano en el área de Javi Sánchez que convirtió Ocampos. Aun así, Vaclik sacó en la recta final un mano a mano con Alcaraz.

Apostó Lopetegui por un once previsible, a excepción de la entrada en el equipo de Franco Vázquez y la presencia de Escudero en el lateral, relegando a Reguilón al banquillo. No tardó el partido en dejarle claro que la apuesta por el argentino había sido errónea. El Sevilla arrancó con un control inocuo, sin acechar el marco de Masip. Fernando se cargó pronto con una amarilla y su participación en el 0-1 acabarían condenándole a la sustitución en el entretiempo. Eso sí, el primer aviso claro fue de los locales, en un disparo de Ocampos cerca del poste tras un toque de cabeza de Franco Vázquez. Más importante fue la segunda opción del argentino, siempre el más peligroso en ataque en los sevillistas, que remató al larguero un centro de Navas tras un gran cambio de banda de Escudero.

Pero un error de concentración de los sevillistas puso el partido como quería Sergio González. Saque de falta de Míchel a la trasera de la defensa, Kiko Olivas le coge la espalda a Fernando y su cabezazo, en posición escorada, sorprende a Vaclik para subir el 0-1 en el marcador. Tocaba remar ante el siempre correoso conjunto púrpura. El árbitro incomodaba a Lopetegui con la señalización de las faltas, pero más incomodaba el Valladolid a un Sevilla que no acertaba a encontrar vías de penetración, ni por dentro ni por fuera.

Por este motivo, tras el descanso el entrenador del Sevilla quitaba del campo a De Jong y Fernando y metía en el terreno de juego a Jordán y Suso. Apostó por abrir pasillos interiores y dejar libre la banda para las subidas de Navas. Precisamente en un centro del palaciego encontró el Sevilla el empate, pero el VAR anuló el tanto de cabeza de Munir por posición antirreglamentaria del hispano-marroquí. Suso empezaba a asumir galones y a intentar asociarse con el siempre activo Banega para poner en ventaja a sus compañeros. El Valladolid asumió como plan defender su ventaja a toda costa e intentar encontrar petróleo en otra acción aislada. Un disparo desviado de Miguel fue el tímido intento de asustar de los visitantes. Lopetegui seguía buscando el cambio en los suyos y quitaba al desaparecido Franco Vázquez para darle entrada a En-Nesyri. Centímetros con movilidad y chispa para ir a por el empate. Lo intentaba Banega con un buen para de pases interiores marca de la casa que no llegaron a conectar con el marroquí.

Empezaba a desesperarse el Sevilla en su lucha contra los elementos y la marejada de hombres tras el balón que dispuso el Valladolid cuando apareció la acción que desencadenó el empate. Suso centraba con la derecha al área, Escudero remataba de cabeza en el punto de penalti y encontraba el brazo de Javi Sánchez, involuntario pero susceptible de falta en el área por parte de Pizarro Gómez, que señalaba la pena máxima. Lucas Ocampos asumía el lanzamiento y ponía el 1-1 en el marcador con más de diez minutos por delante. El Sevilla se volcó en lograr la remontada con más corazón que cabeza, puesto que las únicas ocasiones claras hasta el pitido final estuvieron en las botas del rival. La más clara fue una incursión de Alcaraz hasta la cocina que obligó al lucimiento de Vaclik, que sacó una mano providencial para mantener el punto. Más tímido pero también con trabajo para el meta checo fue un disparo desde la frontal de Enes Ünal. El pitido final volvía a dejar al Sevilla imbatido en este regreso de LaLiga en el que, también, no gana desde que lo hiciera en el derbi ante el Betis. Cuestión de sensaciones, cuestión de puntos. Ahora a mirar los duelos directos de sus rivales para ver su margen de error en jornadas venideras.