Bacca y Rakitic le dan la primera victoria al Sevilla

Por  18:00 h.

Con algo de sufrimiento a pesar del abultado resultado, incluso, con momentos de desesperación a pesar de que el Rayo jugó con uno menos desde el minuto 65, el Sevilla se hizo con la victoria ante el equipo de Paco Jémez y obtiene, por primera vez esta temporada, los tres puntos. Rakitic, con dos goles, y con otros dos de Bacca, que entró en el terreno de juego al sustituir a Marin, le dieron la primera victoria al equipo nervionense en la 2013-14.

Sevilla FC 4 Rayo 1
4 – Sevilla FC
Beto, Coke, Cala, Pareja, Alberto Moreno; Mbia, Rakitic, Jairo (Rabello, m. 76), Cheryshev (Trochowski, m. 15); Marin (Bacca, m. 70) y Gameiro.
1 – Rayo Vallecano
Rubén, Arbilla, Saúl, Gálvez, Mojica; Baena (Larrvey, m. 72), Trashorras, Adrián; Viera, Lass y Bueno (Seba Fdez, m. 72).
Goles
1-0, m. 16: Rakitic (de penalti). 2-0, m. 51: Rakitic. 2-1, m. 54: Adrián. 3-1, m. 80: Bacca. 4-1, m. 87: Bacca.
Árbitro
Mateu Lahoz (Comité Valenciano). Amonestó a Arbilla, Saúl, Mojica, Lass, Cala y Marin. Expulsaría a Gálvez en el minuto 65 y a Jonathan Viera en el 81.

Como era de esperar, el encuentro comenzó con un alto ritmo de juego y con dos equipos con aires plenamente ofensivos. El balón corría de un área a otra y en apenas unos minutos se apreció la primera ocasión clara para el Sevilla, por mediación de Jairo tras un error defensivo del Rayo. Pero el jugador de Santander, bastante ingenuo, remató a las manos del meta visitante cuando Gameiro y Marin esperaban el pase.

El Rayo, con un fútbol bastante alegre, dejaba bastantes espacios y el Sevilla parecía sentirse cómodo, incluso cuando una nueva desgracia (en forma de lesión muscular) obligó a salir a Cheryshev por Trochowski. El futbolista ruso apenas estuvo quince minutos en el terreno de juego. Y la llegada del alemán no pudo traer más suerte para los de Emery. Apenas un minuto después llegaría el primer tanto tras pitar el colegiado, Mateu Lahoz, penalti por un derribo de Arbilla a Coke. Rakitic no fallaría con la pena máxima y le daría algo de confianza y aire a los sevillistas para afrontar con algo más de tranquilidad el resto del duelo.

A partir de ahí el partido entraría en una fase de más temple y menos brillantez, con el Sevilla sabiendo manejar los tiempos y teniendo las mejores ocasiones para volver a marcar. Curiosamente, el encuentro empezaría a estar más trabado, sobre todo, una vez que el equipo nervionense decidió darle el balón al Rayo.

En la segunda mitad, de nuevo Rakitic, se convertiría en protagonista tras marcar un golazo de falta en el minuto 51, lo que hacía presagiar que el partido podía haber quedado sentenciado. Pero el Rayo, apenas tres minutos después, recortaría distancias tras marcar Adrián de cabeza cuando se encontraba al borde del área pequeña.

Los nervios aflorarían en el Sevilla y el conjunto de Paco Jémez se crecería y dominaría, por completo, a un equipo, el local, venido a menos. El Rayo, claro poseedor de la posesión del balón, lo intentaba hasta la extenuación e imprimía una intensidad que estaba dejando contra las cuerdas a la defensa sevillista. Hasta que una falta infantil de Gálvez en el centro del campo le costó la segunda amarilla y la expulsión.

Faltaban 25 minutos y el empuje del Rayo se apagó, momento en el que el Sevilla volvió a contragolpear, en esta ocasión, tras un buen pase al hueco de Mbia a Gameiro, para que el francés le diera el balón a Bacca e hiciera el tercer tanto. El encuentro se convertiría ya en un monólogo, lo que posibilitó que el colombiano, en el 87, tras una buena jugada de Alberto Moreno, hiciera el cuarto y definitivo tanto del Sevilla.