El Slavia de Praga celebra uno de sus goles (Reuters)
El Slavia de Praga celebra uno de sus goles (Reuters)

Slavia de Praga – Sevilla: El peor final posible (4-3)

El equipo nervionense queda eliminado en el minuto 120

Por  23:40 h.
Slavia Praga
4
Sevilla
3
Kolar, Boril, Deli, Kudela, Ngadeu, Kral ( Frydrych, m. 107), Soucek, Masopust (Zmhal, m. 90), Traore, Stoch (Buren, m. 92) y Skoda (Olayinka, m. 76).
Vaclik, Carriço, Kjaer, Sergi, Navas, Banega, Roque Mesa (Gonalons, m. 74), Promes, Sarabia (André Silva, m. 80), Munir (Mudo Vázquez, m. 89) y Ben Yedder (Rog, m. 104).
1-0, m. 14: Ngadeu. 1-1, m. 43: Ben Yedder, de penalti. 1-2, m. 46: Souchex, de penalti. 2-2, m. 54: Munir. 2-3, m. 97: Mudo Vázquez. 3-3, m. 101: Van Buren. 4-3, m. 119: Traoré.
Aleksei Kulbakov (Bielorrusia). Amonestó a Kolar, Kral, Olayinka, Soucek y Mudo Vázquez.
Eden Arena. Asistieron 19.020 espectadores.

Como más duele. Imposible que duela más. En el último minuto de la prórroga, como tantas y tantas veces obtuvo el Sevilla la gloria, luchando hasta el final, el equipo nervionense quedó eliminado en los octavos de final de la Europa League ante un Slavia de Praga que nunca se dio por vencido. El Sevilla comenzó mal y acabó peor. Incluso, cuando se puso 2-2 ya en la segunda mitad y un tercer tanto le servía para sentenciar la eliminatoria, no terminó dando el paso adelante, el paso que dan los campeones. Hubiera sido casi un milagro pasar a la siguiente ronda recibiendo hasta seis goles, cuatro hoy y dos hace una semana en Nervión ante un equipo menor (por mucho que corran y luchan). La calidad son muchas cosas y atrás, jamás, un equipo tan vulnerable podrá hacer cosas importantes. Toca curarse cuanto antes. Toca pensar en el Espanyol, pero esta noche se ha perdido la mejor oportunidad para obtener oxígeno.

Una coctelera de emociones, de sensaciones contrarias en una montaña rusa en tierras checas terminó de la peor manera. El Slavia, con el marcador a favor, no se escondió y quiso el balón en el inicio del partido. Se notó muy pronto que el líder de la liga checa está acostumbrado a reinar ante los equipos de su país y comenzó a jugar como un conjunto de galones y preparado para la presión. Sin embargo, la primera ocasión del partido sería para el Sevilla con un disparo de Promes desde fuera del área que desvió el meta Kolar con algunos problemas. El duelo se estaba cociendo aún y los dos equipos, estudiándose, preferían no tomar riesgos. El mejor ejemplo era el de los locales. Los pases cómodos y las jugadas a balón parado formaban parte del buen hacer de los jugadores del Slavia para hacer daño. Simple, pero efectivo. De esta manera, y cuando sólo se llevaban catorce minutos de partido, el conjunto de Praga enfriaría aún más a los sevillistas con el tanto de Ngadeu tras disparar sin oposición un buen pase de cabeza de Skoda. En un córner mal defendido, fatal, el Sevilla volvía a mostrar su peor cara y evidenciaba que cuando hay torres delante resulta harto complicado pararlas. En el peor escenario y en el peor momento, justo cuando el guión estudiado exigía un paso adelante del conjunto de Machín, el Sevilla se ponía con un 1-0 y con la necesidad de hacer dos tantos.

Promes sería el que mejor entendería el problema y volvería a inventarlo con un disparo que se fue al larguero. Aún quedarían más movimientos del holandés en beneficio de un Sevilla que empezó a mirar con más ahínco la meta de Kolar. Con todo en contra, el conjunto sevillista buscó a Promes, sabedor de que el carrilero podría volver loca a la defensa local. La chispa y la intensidad arriba se multiplicaron y hasta el meta checo tuvo que salir para tratar de pararlo.. con un claro penalti que convertiría Ben Yedder en el minuto 43. Por fin. La ansiedad del principio tornó en alegría.

Pero duraría muy poco. Porque la segunda parte comenzó igual que como acabó la primera, con un penalti, este en contra del Sevilla al pitar el colegiado une pena máxima más que discutida de Navas a Boril. Sólo se habían jugado unos segundos y el Slavia volvería a ponerse por delante en el marcador, en esta ocasión con el tanto fuerte y arriba de Souchex. El Sevilla, sin embargo, en esta ocasión no se vendría abajo y seguiría buscando el juego de ataque. No le quedaba ya otra. Querer seguir viviendo u olvidarlo todo en tierras checas. Hacía falta una reacción rápida, el impulso adecuado. Como fuera y con quien fuera. Apenas ocho minutos después del tanto del Slavia sería Munir el héroe con un golazo desde fuera del área de volea que sorprendió a Kolar.

Con la eliminatoria empatada, y con la lógica cautela por parte de los dos equipos, Machín metió a Gonalons por Roque Mesa y a André Silva por Sarabia e instruyó a los suyos para que siguieran mirando arriba, aunque con la concentración máxima atrás para evitar sustos mayores. También entraría el Mudo Vázquez por Munir. Los dos equipos dejaron de pisar el acelerador y cuando apenas quedaban unos minutos prefirieron tomar oxígeno para prepararse de la manera más óptima para la final de las finales, la prórroga tras los 180 minutos en Nervión y Praga.

Con el 2-2, la continuación del partido derivó aún más en puro nerviosismo. El Slavia, jaleado por los suyos, le metió aún más físico y el cuadro sevillista volvió a ponerse en manos de Promes, un mago también para poner el balón medido al Mudo para que el argentino pusiera de cabeza el 2-3 en el 97. La reacción del Slavia no hizo esperar y sólo cuatro después empataría Van Buren en otro error defensivo del Sevilla. Machín metió a Rog por Ben Yedder (con prórroga son hasta cuatro los cambios que se pueden hacer) y pidió cabeza. Y corazón.

La segunda parte de la prórroga, con el Sevilla tratando de que el tiempo pasara y el Slavia apretando arriba, fue la perfecta escenificación de lo que es el Sevilla de las últimas semanas. No supo entender el partido y no supo parar al cuadro checo cuando lo que tocaba era echar balones fuera. Sólo quedaban unos segundos, y tras una falta cerca del área, el balón fue de un lado para otro dentro del área hasta acabar dentro de la portería de Vaclik. Fin. Se acabó. Como más duele.

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (Jefe de Deportes de ABC Sevilla). Profesor/Doctor en Comunicación (Univ. Loyola Andalucía). #ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
@jaimerfz Hola, Jaime. Me encanta. 👏🏻Muchas gracias - 7 horas ago