Tres puntos para convencer a los incrédulos

Por  21:30 h.

Importante victoria del Sevilla FC esta noche ante un rival directo como el Valencia, que le sirve para recuperar distancias con los puestos de Champions y empatar en la tabla con el conjunto ché. Negredo y Alfaro fueron los goleadores sevillistas en un encuentro que pronto se le puso de cara por la expulsión de Topal en el Valencia, y gracias a la actuación de hombres como Cáceres, Kanouté o Dabo. Tres puntos que sirven para recuperar crédito ante aquellos que creían que este equipo no podía luchar con ese ‘segundo escalón’ de la liga.

Sevilla FC 2 Valencia 0
2 – Sevilla FC
Varas; Dabo, Cáceres, Alexis, Fernando Navarro (Escudé, min. 85); Perotti (Alfaro, min. 73), Renato, Romaric (Negredo, min. 52), Capel; Kanouté y Luis Fabiano.
0 – Valencia CF
César (Guaita, min. 45); Miguel, Costa, David Navarro, Mathieu (Jordi alba, min. 69); Joaquín (Pablo H., min. 80), Topal, Fernandes, Mata; Aduriz y Soldado.
Goles
1-0, min. 54, Negredo; 2-0, min. 76, Alfaro
Árbitro
Iturralde González (C. vasco) amonestó a Dabo, por el Sevilla. Expulsó a Topal con roja directa.
Incidencias
Noche fría y terreno de juego en perfectas condiciones. Unos 35.000 espectadores en el Ramón Sánchez Pizjuán. Los jugadores del Sevilla FC lucieron antes del encuentro una camiseta con mensaje de apoyo a Guarente, que estará seis meses de baja por una operación de rodilla.

Arrancó muy bien el Sevilla, con mucho toque de balón y con un punto más de intensidad que su rival. Luis Fabiano tuvo la primera en un remate que toco en un defensa y se marchó a córner. Sin embargo, Mata tuvo después una ocasión clara merced a un fallo de cálculo de Dabo, que Varas despejó a córner. El once sevillista estaba mejor plantado sobre el campo, pero le faltaba el último pase.

Llegaba el minuto 24 cuando Iturralde González decidía expulsar a Mehmet Topal por una dura entrada a Martín Cáceres, tras llegar tarde al balón. En directo pareció mucho más de lo que finalmente la televisión reflejaría. Con una amarilla hubiera bastado. No obstante, y a pesar de que el partido se había puesto de cara, el Sevilla no se hacía con el control del partido, perdiendo incluso ese punto más de intensidad que exigía la superioridad numérica. En los instantes finales, César se lesionaba en un despeje, pero decidía aguantar hasta el descanso para ser sustituido por Guaita.

Cambios muy acertados

Sorprendentemente el Valencia arrancó mejor plantado la segunda parte, con un Sevilla desdibujado. Manzano reaccionaba retirando del campo a Romaric para meter a Negredo en el campo y utilizar a Kanouté como apoyo en la creación de juego que, hasta este momento, estaba corriendo cargo de Cáceres. Y en la primera pelota que tocó el madrileño, precisamente tras un disparo en arrancada del uruguayo, el ariete sevillista rompió las tablas del marcador. El delantero vallecano sigue en un estado de forma espectacular.

Lo negativo del resultado hacía al Valencia dejar muchos huecos en defensa para buscar el empate. Luis Fabiano fue el primero en avisar con un lanzamiento al larguero tras pase, como no, de Cáceres, que estaba en todos los sitios. El partido se rompía al estilo inglés, con idas y venidas en ambas áreas, algo que no convenía al Sevilla, que iba por delante en el marcador. El Sevilla necesitaba aire fresco en el centro del campo, con alguien que aguantase el balón y las acometidas valencianistas. Sin embargo, Manzano optaba por dar entrada a un enrrachado Alfaro, y este no le decepcionó. Una jugada de Dabo por la derecha acabó con un balón medido a la cabeza del canterano, que sentenció el choque.

A pesar de alguna ocasión no aprovechada por los sevillistas, con balón al palo incluido, y gracias a una excepcional parada de Varas, el electrónico no se volvió a mover. Victoria convincente, importante y favorable para los intereses sevillistas de cara a la lucha por la Champions.