Imagen del King Power Stadium
Imagen del King Power Stadium

Un gol en Leicester

Sampaoli recalca a los suyos la importancia de buscar la meta del equipo inglés: el equipo sólo ha dejado de marcar en cinco partidos de 38

Por  3:55 h.

El fútbol ha dado infinitos ejemplos de lo peligroso que es tratar de aguantar el marcador y cambiar tu habitual estrategia por una ultraconservadora que focalice los esfuerzos sólo en que no te marquen. El pasado miércoles, en el Camp Nou, se produjo un patrón de ello: el Paris Saint Germain llegó a la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones con una ventaja de 4-0 y decidió encerrarse y firmó un encuentro tan horrendo en el sistema que le dejó en la calle con un 6-1. También el Sevilla vivió casos parecidos no hace mucho, por ejemplo, el día que jugó en Mestalla la vuelta de las semifinales de la Liga Europa, el 1 de mayo de 2014. Había ganado 2-0 en el Sánchez-Pizjuán y el Valencia le dio un meneo en la vuelta que a punto estuvo (si no llega a aparecer Mbia con su tanto en el último suspiro) de hacer un estropicio histórico en las entrañas del club de Nervión.

Casi siempre, jugar contraestilo y decidido a darle el protagonismo al rival suele salir mal. Y ello lo sabe bien Sampaoli, que ayer ya comenzó a hacerle ver a sus jugadores en el primer entrenamiento para preparar el duelo de mañana ante el Leicester que poco o nada había que cambiar. La ventaja, 2-1, es mínima y un gol del equipo inglés te manda a la calle, o, lo que es lo mismo, te condena a una decepción demasiado descomunal. Es la hora del Sevilla. Después de caer ante el Fenerbahçe y el CSKA de Moscú en 2008 y 2010, respectivamente, en la misma ronda, los octavos de final de la máxima competición continental, el equipo necesita cargarse de ánimos en Leicester y apostar por el mismo fútbol que le ha permitido cosechar cotas inimaginables. Es la hora del Sevilla y de su determinación. Del esfuerzo solidario en los compañeros y de querer dominar. Es la hora de olvidarse de los fiascos de Alavés y Leganés. La hora de seguir siendo vertical y buscar la meta del equipo inglés.

Un gol del Sevilla en el King Power Stadium obligaría al Leicester a marcar dos para empatar o tres para ganar, una circunstancia que cambiaría sin duda el panorama de un encuentro más que decisivo para los dos conjuntos. Hasta la fecha, sólo en cinco partidos en lo que va de temporada, al margen los de la Supercopa, el Sevilla se quedó sin marcar. Fueron ante el Villarreal (dos veces en LaLiga), la Juventus y el Olympique de Lyon (Liga de Campeones) y el Real Madrid (en la Copa del Rey). En el resto de partidos, es decir, en 33, ha perforado la portería rival, un porcentaje que eleva a casi el 90 por ciento las veces que el equipo de Sampaoli ha terminado esta temporada obteniendo uno de los objetivos:hacer gol.

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (Jefe de Deportes de ABC Sevilla). Profesor/Doctor en Comunicación (Univ. Loyola Andalucía). #ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
RT @Inspiras_: "La vida la tenemos que vivir en el momento, ser conscientes de que somos muy frágiles y que en cualquier momento nos vamos… - 1 día ago