Un viaje de 3.000 kilómetros para ver al Sevilla

Es argentino, tiene 32 años, vive en Tenerife y enloquece con el club de Nervión

Por  21:32 h.

La pasión por el fútbol te permite conocer historias sorprendentes, aventuras que sólo podían estar protagonizadas por un efecto emocional y de máximo cariño a un equipo. Es el caso de Jonathan Ramallo, de 32 años, nacido en Argentina, residente en Tenerife y sevillista. Acaba de llegar de las Islas Canarias, a casi 3.000 kilómetros, y responde con sosiego y educación a todo lo que se le pregunta, pero no logra evitar emocionarse cuando nombra el Sevilla. Está en Cardiff. Preparado para vivir un capítulo tremendamente importante en su vida. Ya lo hizo cuando estuvo en Valencia y Mbia marcó el tanto que le daba al equipo blanco la clasificación a la final de la Liga Europa. Quiere más. Y más. Tanto, que este verano decidió invertir parte de sus ahorros en el carné de abonado para la temporada 2014-15. Dice orgulloso que ya ha encontrado billetes de avión desde el aeropuerto Reina Sofía, en el sur de Tenerife, para las primeras jornadas. Lo tiene todo organizado. Igual que la aventura de viajar hasta Cardiff para ver el Real Madrid – Sevilla.

“El Sevilla forma parte de mí. Lo que siento es amor. Es algo que se me ha ido metiendo poco a poco en el corazón. Me entró y yo lo sigo. Mañana he quedado con los chicos de la peña de la Colina de Gelserkichen. Los conozco hace relativamente poco, pero se están portando súper bien conmigo. Hablo con su presidente, Jaramago, y me ayuda”, dice mientras posa orgulloso con una bufanda de la peña. Poco o nada le importa pasar las próximas horas deambulando por Cardiff a la espera de que llegue su equipo. Jonathan está contento. Tremendamente feliz. “Para mí esto es una pasada. Llevo pensando en estos días desde que le ganamos al Benfica. Yo claro que me pregunto muchas veces qué es el Sevilla; es difícil. Lo siento de una manera especial. Y me da vida”, concluyó este sevillista.