Vaclik durante uno de los entrenamientos del Sevilla (Foto: MANUEL GÓMEZ)
Vaclik durante uno de los entrenamientos del Sevilla (Foto: MANUEL GÓMEZ)

Vaclik y los test de coronavirus del Sevilla FC: “Que yo sepa, todos fuimos negativos”

"Amamos el fútbol y todos lo echamos de menos", afirma el meta internacional checo

Por  12:07 h.

El Sevilla FC enlaza entrenamientos individuales en la ciudad deportiva después de que los jugadores de Lopetegui pasaran los pertinentes test y pruebas médicas hace unos días. Los futbolistas lucen una sonrisa por reencontrarse con el césped cada día. El guardameta Vaclik da fe de ello: “Después de ocho semanas, por fin he vuelto a la portería. Por primera vez desde mediados de marzo, he vuelto a entrenar en la ciudad deportiva para poder hacer lo que más me gusta, a pesar de que tengo claro que el camino a la normalidad seguirá siendo largo. Pero es mejor que entrenar solo en casa “, ha explicado el checo en una entrevista concedida al medio de su país iSport.cz.

“Ahora hemos comenzado la segunda fase, lo que significa que podemos entrenar en el campo, pero no todos juntos todavía y siempre bajo estrictas medidas de seguridad. Tenemos que ir vestidos con ropa de entrenamiento, no se nos permite entrar al vestuario y cuando sales del coche hoy para ir al campo, hay que usar mascarilla y guantes… cada uno de nosotros tenemos una hora específica para no reunirnos en el aparcamiento. Yo el primer día llegué a las 9.20 y cinco minutos después llegó Bono, y a las 9.30 ya estábamos en el campo. Tenemos que mantener las distancias y puede haber un máximo de seis jugadores en el césped. No debe haber más de 12 jugadores en el centro de entrenamiento a la vez “, detalló Vaclik.

Profundizando en el protocolo de trabajo diario, también se refirió a la realización de test de coronavirus a la plantilla: “Tenemos que tener nuestro propio balón, así que el entrenador de porteros me dispara con el mismo, que luego se desinfectará después del entrenamiento. Todo está planeado, nos miden la temperatura con una cámara térmica al llegar, y todos tuvimos que hacernos una prueba de coronavirus en los días anteriores. Que yo sepa, todos fueron negativos. Estuvimos en el campo durante unos 40 minutos, luego otros 20 minutos en el gimnasio. Al final, obtuve una bolsa con ropa limpia nuevamente, con la que iré a entrenar mañana “, añade el checo.

“Es una situación extraña. Estaba acostumbrado a hablar con los compañeros, aplaudir y cosas por el estilo, lo que aún no podemos hacer, pero completamos el entrenamiento de porteros básicamente sin cambios, en eso los porteros lo tenemos mejor. Por ejemplo, los jugadores en el campo aún no pueden entrar en duelos… la normalidad está lejos, por supuesto, pero estamos al menos un paso más cerca de la meta, que no es otra que volver a los partidos, porque amamos el fútbol y todos lo echamos de menos”, concluyó ilusionado el portero titular del Sevilla FC.