El Valladolid – Valencia podría haber sido amañado

El Valencia ha emitido un comunicado desmintiendo la implicación en este asunto

Por  12:23 h.

El partido de la última jornada de LaLiga 18-19, Valladolid – Valencia, en el que el equipo che se jugaba una plaza para la Champions, podría estar dentro de la red de amaños de partidos desmantelada este martes por la Policía Nacional, según señalaba el programa Espejo Público, de Antena 3. El Valencia, por su parte, ha emitido un comunicado desmintiendo este hecho.

Fuentes policiales han informado a Efe que desde primera hora de la mañana se está desarrollando esta operación contra el amaño de partidos de fútbol para obtener beneficios en apuestas deportivas.

Entre los detenidos, señalan a Efe fuentes próximas a la investigación, figuran varios futbolistas, entre ellos el exjugador del Real Madrid Raúl Bravo; Borja Fernández, del Real Valladolid Club de Fútbol y que se retiró recientemente tras jugar las dos últimas temporadas en el equipo pucelano y ser su capitán.

También han sido arrestados Carlos Aranda, exjugador del Sevilla FC en la temporada 2004-2005; Agustín Lasaosa, presidente de la Sociedad Deportiva Huesca, y Juan Carlos Galindo Lanuza, jefe de los servicios médicos del mismo club.

Según el programa Espejo Público, uno de los partidos amañados fue el Valladolid – Valencia de la última jornada de LaLiga Santander y que finalizó con victoria che. Estos tres puntos auparon a los de Marcelino García Toral a la cuarta plaza de la clasificación, dándole un puesto para la Champions League la próxima temporada. “No es un amaño entre clubes, sino de jugadores y exjugadores que presuntamente venden el partido para ganar dinero en las casas de apuestas”, se señalaba en este programa de televisión.

El Sevilla FC estaba especialmente pendiente de este partido en la última jornada pues aún tenía opciones de conseguir la plaza para la máxima competición europea. Los de Caparrós cumplieron con su objetivo, ganar al Athletic de Bilbao, pero la victoria del Valencia y el empate del Getafe, lo relegaron a la sexta plaza.

El origen de esta operación policial está en una denuncia de LaLiga en mayo de 2018 a raíz de las presuntas irregularidades detectadas en el partido que disputaban el Huesca contra el Nástic de Tarragona y su relación con las apuestas deportivas de este encuentro.

El Valencia CF ha emitido un comunicado en el que se desliga de la trama y advierte que tomará medidas legales contra quienes lo acusen de ello:

“Ante las noticias aparecidas este martes en relación a la presunta implicación de jugadores y dirigentes de otros clubes en apuestas ilegales relacionadas con supuestos amaños de partidos, el Valencia CF, como entidad absolutamente ajena a este asunto, desea advertir públicamente que emprenderá las medidas legales oportunas, con las consecuencias que de ello se deriven, contra todo aquel que difunda cualquier rumor o noticia infundada que trate de relacionar a nuestro club con el referido tema”.

Redacción

Redacción