Viaje a las raíces de Bacca, la última perla de Bomboná

Por  3:12 h.

Carlos Bacca en el choque ante el Universidad CatólicaLa gira sudamericana continúa para el Sevilla con otra parada emocional, en esta ocasión, para una de las caras nuevas: el colombiano Carlos Bacca. Al igual que ocurriera en Chile con Medel y Rabello, las sensaciones y los recuerdos abrazan ahora al ex del Brujas, que ve cumplido el sueño de pisar el país que lo vio nacer vistiendo la camiseta de un club puntero de la liga española. Confluyen, además, otras circunstancias para el goleador que el propio Bacca se ha encargado de recordar en las redes sociales para que quede claro que el paso del Sevilla por Medellín no es un trámite para él.

En el plano personal, el ariete «celebra» estos días desde la distancia el cumpleaños de su hijo y se enorgullece de que un compatriota, Nairo Quintana, haya subido al podio del Tour de Francia justo el fin de semana en el que Colombia ha celebrado su Independencia del imperio español. Y es ahora el país el que mira hacia él, porque Bacca quiere aprovechar su oportunidad y convertirse en uno de los referentes nacionales. Sabe que puede dar otro salto cualitativo en su carrera y, en este sentido, es consciente de que el seleccionador José Pékerman tampoco le quita ojo.

Son demasiadas sensaciones y retos los que embargan al ariete colombiano del Sevilla estos días. Pero la prometedora historia de Carlos Bacca hasta este punto no ha sido nada fácil. Hay que desplazarse a más de 500 kilómetros al norte de Medellín para encontrar sus llamativos y no tan lejanos en el tiempo orígenes futbolísticos. Concretamente, en Barranquilla. Allí, ABC se ha puesto en contacto con Carlos Ricardo, el secretario deportivo de las divisiones menores del Júnior de Barranquilla, que fue testigo directo del desembarco de Carlos Bacca en el deporte rey: «No lo olvidaré. Un día se presentó nuestro coordinador, Rafael Reyes, con un chico de su pueblo (Puerto Colombia) que trabajaba recogiendo el dinero de los autobuses. Tenía 17 ó 18 años. Le hicimos una prueba y nos convenció al momento. A partir de ahí, Carlos siempre se distinguió por ser goleador en cada una de las categorías. Es muy bueno».

El dirigente también recuerda varias anécdotas que definen la personalidad, las cualidades y el espíritu de superación del nuevo ariete sevillista. «A los pocos meses de estar con nosotros, llegó un ojeador del Minerven, de la Segunda división venezolana y se llevó a cinco jugadores nuestros, entre ellos a Carlos Bacca. Él se tuvo que marchar y entonces ocurrió algo muy curioso. Recibí una llamada del director deportivo del Minerven, en la que me informó de que uno de los directivos del club no estaba nada contento con Carlos y quería buscar una solución. No tenía motivos. Había un excepticismo bastante raro y sin fundamentos en torno a él. Entonces decidí coger el teléfono y llamar a Carlos. Evidentemente, no le transmití nada de lo que me habían comentado en su equipo. Charlé con él y sólo le dije: ‘Carlos, vas a triunfar y vas a hacer muchos goles’. Y así fue. Ese día comenzó a marcar con el segundo equipo, donde lo tenían relegado; lo subieron rápidamente a la primera plantilla y acabó siendo el máximo realizador del equipo, que además consiguió el objetivo del ascenso».

Son los albores futbolísticos de un Carlos Bacca, natural de Puerto Colombia, la ciudad por donde entró el fútbol en el país a comienzos del siglo XX cuando comenzaron a jugarlo los ingenieros ingleses que dirigían las obras del ferrocarril entre Barranquilla y el puerto. Allí fundó en 1908 Arturo de Castro el primer equipo de Colombia, el Barranquilla FC, el club que descubriría un siglo después a Carlos Bacca para sacarlo de su complicada juventud en Puerto Colombia, donde aún viven sus padres.

«Va a destacar seguro en la liga española, como ya lo hizo en Bélgica. Entre los técnicos, lo comentamos. Será un jugador importante. Tiene ganas y condiciones; y en la faceta personal, mucha calidad humana y muy buena relación con sus compañeros y sus entrenadores. Es muy constante y trabajador en todos los entrenamientos. También demuestra su valía desde el principio. Con nosotros, debutó con el Junior de Barranquilla haciendo dos goles y con la selección, también anotó ante Bolivia en su primer partido», comenta Carlos Ricardo. Bacca es otro producto más de la histórica factoría de Bomboná, de donde también salieron jugadores como Arnoldo Iguarán, Antony de Ávila o Iván Valenciano.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 18 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @PauDybala_JR: El #Amazonas se quema. El Amazonas no es de Sudamerica únicamente, es de todos. Su foresta son los pulmones de la Tierra,… - 1 hora ago