Reguilón y Sergi Gómez pelean con Burke y Joselu por un balón (Foto: J. J. Úbeda/ABC)
Reguilón y Sergi Gómez pelean con Burke y Joselu por un balón (Foto: J. J. Úbeda/ABC)

Víctimas del bajón colectivo en el Sevilla

Jugadores como Reguilón, Jordán o Koundé han sufrido un descenso en sus prestaciones coincidiendo con el peor rendimiento del equipo de Lopetegui

Por  4:00 h.

Las temporadas en este deporte llamado fútbol dan para muchos análisis que, normalmente, son puntuales y suelen durar en el tiempo lo que sus protagonistas estimen que deben durar. Lo que hoy es blanco, mañana es gris y el otro puede ser negro. Les pasa a todos los equipos, salvo a aquellos que conquistan campeonatos casi sin despeinarse, que son pocos. Normalmente todos pasan por altibajos en la temporada, y el Sevilla no es un caso distinto. La eliminación ante el Mirandés en la Copa del Rey encendió la mecha de una crisis que se ha prolongado con el empate ante el Alavés y la derrota ante el Celta. Se ha caído de las posiciones de Liga de Campeones, pero no es nada que no tenga solución desde este mismo domingo ante el Espanyol en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

Como en todo deporte de equipo, el rendimiento colectivo está estrechamente vinculado con el rendimiento colectivo. Cuando las cosas van bien los jugadores parecen mucho mejores y rinden mejor que cuando van mal. Aquello de “el fútbol es un estado de ánimo” que pregonaba Jorge Valdano. En el inicio de temporada brillaron con especial brillantez algunos jugadores del Sevilla que ahora no están ofreciendo su mejor versión. Prueba de ello es que Julen Lopetegui introdujo incluso seis cambios en su once inicial en el encuentro de la última jornada en Vigo. Y es que hay jugadores que han descendido sus prestaciones hasta parecer menos influyentes en el juego que hace escasos meses o semanas.

Uno de los ejemplos más evidentes ha sido el de Sergio Reguilón. El lateral izquierdo empezó como un tiro. Precisamente ante el rival de este domingo, el Espanyol, el defensa se marcó un gran debut oficial en el que incluso marcó el 0-1 ante los pericos. Siguió explotando sus indudables cualidades físicas y sus constantes incorporaciones al ataque hasta hacerse indiscutible el eje de Julen Lopetegui. Tanto es así que el jugador cedido por el Real Madrid incluso fue convocado para la selección española absoluta, dirigida entonces por Robert Moreno, para los duelos clasificatorios para la Eurocopa ante Noruega y Suecia (aunque finalmente no llegó a debutar). En las últimas semanas, coincidiendo con el bajón del equipo, también se ha producido un bajón en el rendimiento de Reguilón, así como en el de su compañero Escudero, por lo que el técnico debe buscar relanzar a los protagonistas de este flanco izquierdo en próximas semanas. El Sevilla, de hecho, ha vivido mucho de las acciones que monopolizaban Navas y Ocampos en la derecha.

También sonó para la selección un Joan Jordán que arrancó como un tiro la temporada, haciéndose un fijo en los esquemas titulares de Lopetegui. Sin embargo, el centrocampista catalán ha ido alternando buenos partidos con otros menos vistosos. Es el único jugador prácticamente que intenta romper líneas o sorprender con arrancadas en un centro del campo en el que suelen jugar Fernando y Banega, pero su aportación al juego ha descendido en este tramo de LaLiga y el equipo se atasca. Tampoco le han robado el sitio otros aspirantes como Franco Vázquez u Óliver Torres, por lo que el catalán busca su constante mejorar para sacar al Sevilla del atolladero creativo en el que vive inmerso en estos momentos.

Hay jugadores que han perdido el sitio por la irrupción de compañeros con más acierto en sus acciones. Es el ejemplo de Koundé, al que parece haber adelantado en este momento de la temporada un Sergi Gómez que tenía el cartel de último defensa de la plantilla y ahora se ha ganado el puesto junto a Diego Carlos. El francés ha sido víctima de errores puntuales como el de Miranda de Ebro que han dejado a entrever que tiene que trabajar en sus fallos de concentración propios de la juventud. Precisamente Sergi Gómez es uno de los jugadores que ha recorrido el camino inverso. Casi sin hacer ruido, cuando nadie contaba con él, siempre ha cumplido en sus actuaciones y ahora, con la más que previsible marcha de Carriço a China, gana aún más enteros para ser una pieza de mucho uso para Lopetegui en las dos competiciones en las que anda el equipo.

Jugadores como Banega, Ocampos o Navas han rayado a gran nivel esta temporada, solo que la reciente racha del equipo ha provocado que parezca que hayan disminuido sus prestaciones. Como o decíamos, en un deporte colectivo, las individualidades marcan el resultado final, tanto si van bien como si van mal las cosas. Los refuerzos como En-Nesyri y Suso deben aportar nuevas ideas y sus respectivas cualidades para que el Sevilla recupere la versión dominadora del inicio de la temporada y, a ser posible, mejorar una pegada que nunca ha sido la gran virtud de los sevillistas en lo que va de Liga.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla, https://t.co/OKGmn3p4dA y https://t.co/2J9VfuERRI «El periodismo es la literatura con prisas» Mathew Arnold
RT @HistorieEnFotos: ¿Alguna vez imaginaron cómo se vería el mundo sin humanos? Bueno, así luce hoy el planeta tierra: https://t.co/wyZsqi3… - 1 hora ago