Reguilón: «Quiero jugar ya y ganar la Europa League con el Sevilla»

El lateral cedido por el Real Madrid atiende en videoconferencia desde su casa a ABC de Sevilla: «¿Mi futuro? Ya veremos qué pasa con todo»

Por  5:00 h.

A Sergio Reguilón (Madrid, 1996) se le paró el mundo a las puertas de una primavera en Sevilla. Estaba como loco por vivir en sus carnes todo lo que le habían contado. El derbi y su brutal atmósfera en el barrio de Nervión, las vibrantes eliminatorias de la Europa League jugando para el rey de la competición, la Semana Santa, la Feria de Abril… «¡Me da mucha rabia!», exclama el lateral durante su entrevista con ABC de Sevilla. Reguilón vive el confinamiento con su hermano, al que le sorprendió el estado de alarma visitando la capital hispalense. La espera por la vuelta del fútbol se le hace ya demasiado larga: «¡Tengo muchas ganas de coger el coche e ir al entrenamiento ya, por favor!». Cedido por el Real Madrid sin opción de compra, no piensa en el futuro, sino en el presente que quiere: completar la temporada y levantar un título con el Sevilla FC.

¿Ganas de ir recuperando cierta normalidad en el día a día?

Sí, sobre todo el poder compartir el tiempo y los momentos con gente con la que uno estaba acostumbrado a vivir ese día a día. Echo mucho de menos a los compañeros, a mi novia, a mis padres, a los amigos… pero, bueno, son circunstancias especiales a las que hay que adaptarse… ¡Ojalá esto se acabe ya, por favor!

¿Cómo y con quién le cogió el anuncio del estado de alarma?

Vino mi hermano a Sevilla para ver el partido contra la Roma y el derbi con el Betis. Se vino para esa semana, con una maleta pequeña, así que está lavando la ropa todos los días porque si no, no tiene qué ponerse (risas). He tenido la suerte de que el confinamiento me ha pillado con él y por lo menos nos hacemos compañía el uno al otro.

Menos mal, ¿no?

Sí, sí. El poder estar con alguien, hablar de otras cosas, no estar solo… mucho mejor así que si hubiese sido diferente.

¿Y su hermano le ayuda a entrenar?

Sí, por su puesto. Él es muchas veces el que organiza los ejercicios. Yo tengo unas pautas marcadas por el club, pero él es el que me pone las postas, controla mis tiempos… es mi coach en ese sentido. Es algo que agradezco mucho porque entrenar solo es muy triste. Ayuda a meterte en dinámica si tienes algún momento más bajo. Está siempre ahí conmigo.

Hay futbolistas que están expresando cierto temor a volver a jugar si no hay garantías plenas de salud y otros que aceptan los protocolos. ¿En qué posición está usted?

Yo estoy en la postura de saber lo que veo en las noticias. Oficialmente aún no nos han comunicado nada ni sabemos nada. Pero, vamos, pienso que lo fundamental de esto es estar en plenas condiciones físicas y sanitarias sin correr ningún riesgo para que todo vuelva a la normalidad. Eso es lo primordial.

Usted, por ejemplo, es un jugador explosivo. ¿Qué tiempo de preparación o pretemporada antes de jugar piensa que deberían estar los jugadores para reducir el riesgo de lesiones?

A ver, eso que se dice de que estamos parados ahora es muy relativo. Cuando yo estoy de vacaciones, estoy de vacaciones… y ahora te aseguro que no lo estoy. Si ves los entrenamientos que hago cada día, y tengo fotos de ellos, hay muchas ocasiones en las que termino hasta mareado. Yo me reviento a trabajar, porque sé que tengo que compensar lo que no hago de un día normal en la ciudad deportiva. No estamos parados, pero sí es el hecho de no competir durante tanto tiempo lo que marca esa diferencia. Para los músculos, no es lo mismo trabajar en casa que un partido de 90 minutos. No es comparable. Así que pienso que cuando volvamos a entrenar en grupo hay que hacer una buena pretemporada. Además, cada jugador es de un tipo, explosivo o de otro perfil, y vamos a tener que disputar partidos cada tres días con muchísima intensidad porque todo el mundo se va a jugar mucho. El riego de lesiones va a ser alto, así que hay que prepararse muy bien para ese mes y medio de competición.

O sea, que la dinámica del fútbol sólo se recupera haciendo fútbol.

Sí. Tú puedes estar ensayando, viendo partidos, analizándolos… pero como de verdad estás en el meollo es compitiendo, entrenando, chocando con un compañero, corriendo, saltando. Todo eso. Yo, por ejemplo, llevo mes y medio sin jugar. Obviamente, no voy a centrar igual ahora que cuando se paró la competición. Vamos, que otra vez me tengo que poner en cada entrenamiento a poner 60 balones para recuperar el toque, el pase largo, todas las rutinas… son muchas cosas, pero, bueno, creo que va a ir bien. ¡Tengo muchas ganas de coger el coche e ir al entrenamiento ya, por favor!

Lo que está pasando es un palo para todos. A muchos les ha costado incluso la vida. En su caso, se han paralizado muchas ilusiones y expectativas… venía a una ciudad como Sevilla, el derbi, la ilusión por la Europa League, la Semana Santa, la Feria de Abril…

Lo he pensado muchas veces. ¡Me da mucha rabia! Lo he hablado con mis padres. Vengo a Sevilla, una ciudad impresionante, con todo espectacular… y me pierdo el ambiente del derbi en el Sánchez-Pizjuán, que me enseñaron vídeos desde que llegué, con los alrededores del hotel llenos de aficionados sevillistas. Todo increíble. Con la Europa League, igual. La Feria… me da pena por mi familia y amigos, que tenía muchas ganas de que vinieran a disfrutarla. La Semana Santa de Sevilla… ¡Madre mía, me ha mirado un tuerto! ¿Quién iba a pensar esto? Al final son cosas que nadie puede controlar. Lo importante es que no corramos riesgos ninguno y que se acabe esto cuanto antes. Que vuelva la vida normal pronto.

Su contrato de cesión acaba el 30 de junio. No debe tener problemas para poder jugar más allá de esa fecha con el Sevilla, ¿no?

Lo he dicho desde que comenzó todo esto. Si yo empiezo la temporada con el Sevilla me encantaría acabar la temporada con el Sevilla… sea el 10 de julio, el 10 de agosto o cuando termine. Es cierto que el contrato termina el 30 de junio, pero estoy seguro de que se llegará a un acuerdo y no habrá ningún tipo de problema. Cada jugador es un mundo y tiene sus circunstancias, pero por mi parte, desde luego, haré todo por completar la temporada con el Sevilla FC. De todas formas estoy tranquilo. Todos los equipos tienen cedidos y todo el mundo se tiene que poner de acuerdo. No va a haber cosas raras. Sí hay otros jugadores con circunstancias más especiales, como los que acaban contrato y han firmado por otros clubes… Yo quiero acabar la temporada con el Sevilla FC y ganar la Europa League, entrar en Champions y conseguir lo máximo que pueda.

¿Cómo ve la medida de jugar sin público?

Jugar con gente en las gradas hace incluso que estés más metido en el partido. Más concentrado. Más motivado. Habrá que adaptarse a hacerlo sin público. Es algo nuevo para mí. No sé cómo va a ser… imagino ese momento de que arranque el partido y sólo se escuchen las voces de los futbolistas, ¡uff!

¿Hay alguna novedad sobre su futuro? ¿Le han sugerido la posibilidad de continuar en el Sevilla?

No me vais a sacar mucho de este tema. Sé lo que opina Monchi, que me quiere mucho. Yo también quiero mucho a los compañeros, a la gente, al Sevilla FC y a la ciudad. Pero cuando acabe la temporada me toca regresar a Madrid y ya veremos qué pasa con todo. Hasta entonces sólo pienso en acabar la temporada bien, en hacerlo lo mejor posible con el Sevilla FC y partiendo de esa base, que sea lo que Dios quiera. Por trabajo, ganas y esfuerzo, me lo voy a dejar todo. Ya no sólo hablo de Monchi o Lopetegui, es que los trabajadores del club también me han mostrado todo su cariño desde el primer día. Mis compañeros, con los que paso el día a día, me hacen la vida más fácil. La gente me saluda y anima por la calle… ‘¡eres un crack!’. He notado en todo momento muchísimo cariño hacia mí en Sevilla.

Reguilón, en su casa de Sevilla

Reguilón, en su casa de Sevilla

¿Cómo valora su temporada?

La valoro positivamente. Estoy compitiendo a un buen nivel. Empecé muy bien y luego tuve algunos partidos más bajos, pero es algo normal y entendible. Ahora estaba volviéndome a encontrar muy bien, con confianza, haciendo buenos partidos. Creo que la base del futbolista es la de ser constante y mantener tu nivel. Creo que lo estaba haciendo bien y espero acabar en esa línea… ¡Tengo muchísimas ganas, la verdad! ¡Muchísimas!

Tiene familia y muchos amigos en Madrid, donde se han vivido momentos delicados estas semanas. ¿Está todo bien con sus seres queridos?

Bien, bien. Mi madre está en casa y no sale. Mi padre sale algo a trabajar. Mis amigos, igual, en casa. De momento, todo bien… algún familiar algo pachucho, pero por ahora todo bien.

Hablábamos del cariño del Sevilla. Hacia el Real Madrid, entendemos que lo mismo.

Hombre, claro. ¿Cómo no voy a tener cariño hacia el Real Madrid? Toda mi vida le voy a estar agradecido, tanto por formarme desde que tenía 7 años como por todos los valores que me ha dado y mi conocimiento del fútbol. Es algo que obvia decirlo.

Reguilón trabaja con un balón en la cinta durante el confinamiento

Reguilón trabaja con un balón en la cinta durante el confinamiento