Villanovense-Sevilla (0-0): preocupa más la imagen dada que la eliminatoria

Mal partido de la segunda línea del Sevilla ante el Villanovense en un duelo que acabó sin goles y cuya eliminatoria deberá decidirse en un mes en Nervión

Por  10:01 h.

El día invitaba a pasar una jornada agradable en clave sevillista. Sol en el cielo tras días de mucha agua, festivo nacional por el día de Todos los Santos y desplazamiento cercano para disfrutar de seguir al Sevilla en su inicio en la Copa del Rey en una tierra hermana y acogedora como Extremadura para probar sus siempre apetecibles viandas gastronómicas. El choque apuntaba a un festín goleador del equipo con más pegada de España ante un Segunda división B como el Villanovense. Pero, como si la noche de Halloween se hubiera pospuesto a la tarde del día de Todos los Santos, el terror llegó en forma de un partido ciertamente tedioso, en el que la santidad debió trasladarse a los aficionados sevillistas, que no vieron ni mucho menos una buena versión de su equipo. Ni siquiera un gol pudieron cantar en un encuentro al que la segunda línea del Sevilla le cogió asco desde bien pronto. Incluso pudo llevarse un susto si el árbitro hubiese señalado una mano de Aleix Vidal en el área que Iglesias Villanueva no vio o no consideró punible. Una mala tarde, en un pésimo césped, que todo hay que decirlo, que seguramente será enmendada dentro de un mes en el Ramón Sánchez-Pizjuán, donde los de Pablo Machín, a buen seguro, dejarán en un buen recuerdo para la parroquia local el haberle sacado un empate sin goles al Sevilla. Repitieron, pues, lo que lograron hace tres años ante el F. C. Barcelona en este mismo torneo.

El once del Sevilla no incluyó a un solo titular habitual. Es más, destacó por la presencia en el mismo del canterano Javi Vázquez (hijo de Ramón Vázquez), que fue de los más potable del conjunto de Pablo Machín. El balón fue de claro dominio sevillista desde el inicio, así como las primeras ocasiones. Promes lo intentó con un disparo que se marchó cerca del poste, un poste con el que sí se encontró Luis Muriel en un remate forzado casi en la línea de fondo. Fueron las dos únicas acciones de verdadero peligro de un conjunto sevillista que no terminaba de encontrar el último pase para hacer daño a la férrea defensa extremeña.

Los de Julio Cobos sí se fueron soltando paulatinamente. Su capitán, Pajuelo, tuvo las dos oportunidades del Villanovense antes del descanso. Primero, con un lanzamiento que se le marchó alto. Después, esta la más clara de todo el encuentro, en una mala salida de Juan Soriano que remató desviado en posición forzada, evitando que lo hiciera su compañero Espín, que llegaba en mejores condiciones para hacer el 1-0. Ahí acabaría muriendo una primera mitad bastante pobre.

Tras el paso por vestuarios, el Sevilla arrancó con ganas de anotar el gol que le diera ventaja y tranquilidad, pero sus intenciones murieron en un disparo con el exterior de Borja Lasso desde la frontal que obligó a Óscar Gea a desviar a saque de esquina. A partir de ahí, el Villanovense fue creciendo en el partido ante un Sevilla que parecía cogerle asco al duelo a medida que el estado del césped empeoraba. Aleix Vidal tocaba un balón claramente con la mano en el área, pero para fortuna de su equipo el árbitro no vio nada punible a pesar de las lógicas protestas extremeñas. Menos mal que en la Copa no hay VAR, debieron pensar. El catalán no tuvo su mejor tarde, ya que en ataque apenas apareció por su banda, tan productiva cuando está Navas en la misma. El chaval Javi Vázquez, en cambio, sí lo intentó con insistencia en la izquierda.

El Villanovense seguía creciéndose, la grada empujaba a los suyos creyendo que hacer claudicar a un grande del fútbol español y europeo era factible. Una falta de Pedro Montero hizo esforzarse a Juan Soriano, que también lo intentó con otro lanzamiento que se marchó cerca del poste. Pablo Machín no gastaba más balas que la de hacer debutar a Mena, que entraba en lugar de un desafortunado Borja Lasso. El chaval le puso ganas el tiempo que estuvo en el campo, pero el Sevilla tampoco apareció más por el área rival que en dos acciones puntuales. En una de ellas Muriel caía en el área en una carga de un defensa extremeño que bien pudo considerarse penalti. En el descuento, Promes remató en posición muy escorada al palo y el partido se terminó. Dentro de un mes esta segunda línea deberá mejorar su cara para no pasar ningún susto.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla, https://t.co/OKGmn3p4dA y https://t.co/2J9VfuERRI «El periodismo es la literatura con prisas» Mathew Arnold
RT @La_SER: VÍDEO | Un perro lleva más de 80 días esperando a su dueña en la misma carretera en la que ella falleció en un accidente https:… - 13 horas ago