El técnico del Villarreal, Javi Calleja, durante el partido ante el Astana (Foto: EFE)
El técnico del Villarreal, Javi Calleja

El Villarreal, quinto, no puede con el Barcelona (1-4)

El Sevilla, de ganar ante el Eibar, dejaría al Villarreal a seis puntos

Por  0:34 h.

Mañana puede el Sevilla aumentar su ventaja con el Villarreal tras perder el conjunto castellonense ante el Barcelona por 1-4. El aspirante al título lo hizo mejor y se fue con un 1-3 al descanso que no peligró y que redondeó Ansu Fati en el tramo final. Sergi Roberto, que volvió ya a jugar tras lesión ante el Atlético, fue clave en las opciones visitantes, aunque un gol a los tres minutos ayudó mucho. El de Reus se sumó al ataque y de su apertura a Jordi Alba nació el gol en propia puerta de Pau Torres.

La confianza culé subió mucho y desde su posición en el centro del campo, donde parece tener su sitio para Setién, Sergi Roberto rompió y creó superioridad siempre con el peligro del tridente. El Barça funcionó bien arriba, con un Griezmann disfrutando después de mucho tiempo y Messi muy liberado. El argentino apareció fácil entre las líneas de un Villarreal que amenazó a la contra pero que, sin balón, no se supo defender. Las salidas en velocidad locales obligaron a Ter Stegen, con Cazorla, Alcácer, Moreno y Samu dando mucha sensación vertical hasta lograr el empate (1-1).

Alcácer la siguió y el rechace del disparo de Cazorla lo encontró el enchufado Moreno. El partido parecía de ida y vuelta pero el Barça lo hizo con pegada, tocando bien y llegando con peligro. Messi encontró los espacios para asistir a Luis Suárez en el 1-2 y también en el 1-3 a Griezmann justo antes del descanso. Una gran jugada del ’10’, superando a Anguissa, dejó una pared con tacón con Griezmann que el galo finalizó con estilo por encima de Asenjo.

El delantero francés se reivindicó en una semana complicada y de muy pocos minutos. El ‘submarino’ se había quedado sin Alcácer por lesión aunque Bacca tuvo también el peligro de la contra. El partido estaba movido pero con el 1-3 llegó muy azulgrana al vestuario. Los de Setién se protegieron con el balón en el segundo tiempo y el Villarreal tuvo mucho trabajo de contención.

No le dio al equipo de Javi Calleja para generar peligro, mientras el Barça siguió acumulando opciones. Messi llegó a hacer el 1-4 tras otra gran combinación en ataque de los visitantes con Sergi Roberto cumpliendo también en la banda para centrar atrás al argentino, pero un fuera de juego de Vidal anuló el tanto. Ansu Fati sí acertó para un Barça que sigue con vida.