Sergi Gómez, Sarabia y Aleix Vidal, pendientes de las indicaciones de Machín en Lituania (Foto: SFC)
Sergi Gómez, Sarabia y Aleix Vidal, pendientes de las indicaciones de Machín en Lituania (Foto: SFC)

Zalgiris-Sevilla: Mucho cuidado

El equipo de Machín se juega en Lituania el pase a los play-off de la Liga Europa con una renta mínima a favor y con el riesgo del césped artificial

Por  3:58 h.
Zalgiris Vilnius
0
Sevilla
0
Bartkus, Baravykas, Mbodj, Tomic, Slijngard, Mikoliunas, Manzorro, Blagojevic, Simkovic, Antal y Ogana.
Vaclik, Aleix Vidal, Berrocal, Gnagnon, Carriço, Arana, Roque Mesa, Amadou, Banega, Nolito y Ben Yedder.
Enea Jorgji (Albania).
LFF Stadionas de Vilna (Lituania). Hora: 19.00 (hora española) TV: Movistar Liga de Campeones

Si el domingo el Sevilla jugó el partido de la ilusión, el encuentro con el que quedó premiado la pasada temporada por llegar a la final de la Copa del Rey y en el que las únicas exigencias pasaban por darlo todo y soñar con dar la campanada ante el Barcelona (a punto estuvo de asustar al conjunto azulgrana si Ben Yedder hubiera acertado con el penalti en el minuto 90), esta tarde, a partir de las 19.00 (hora española), llega la contienda de la obligación. No hay otra. De la ilusión al compromiso. En sólo cuatro días y con la bocina que marca el inicio de LaLiga, este domingo ante el Rayo Vallecano, empezando a sonar, el Sevilla se lo juega todo. Final. A mediados de agosto y con mucho, demasiado, en juego, al   conjunto nervionense sólo le vale salir airoso de tierras lituanas en un duelo sumamente importante, digamos trascendental, para el futuro a corto plazo de una entidad que se ha marcado seguir siendo fuerte a nivel continental. Es la competición del Sevilla. La Liga Europa, antes UEFA, donde el club nervionense ha puesto su nombre tantas veces en Nyon, Suiza, sede del máximo organismo del fútbol en Europa, en lo más alto. Ni siquiera el corto resultado, 1-0 en la ida con el tanto de Banega de falta en la primera parte, debe servir de acicate para un Zalgiris Vilnius que promete guerra. Ya lo hizo hace una semana en el Sánchez-Pizjuán. Bien ordenado, y saliendo a la contra, el rival del Sevilla no puede (o no debe)reunir característica alguna que se pueda equiparar a la de los hombres de Machín.

Los lituanos, en la ida, lo bordaron, sobre todo su portero, y a punto estuvieron de marcar si no llega a ser por las buenas intervenciones del meta Vaclik. Pero las diferencias, por presupuesto y experiencia, deben marcar sentencia. Al menos, eso es lo que se le exige al Sevilla. No hay otra. Pasar y pasar y pensar en la siguiente ronda antes de la Fase de Grupos. Las obligaciones mandan y así han trabajado los futbolistas del Sevilla durante la semana en la ciudad deportiva. El entrenador soriano quiere que sus hombres lleven la manija del partido y que en el ataque sean raudos y efectivos.
De esta forma, todo hace indicar, si no surge ninguna novedad, que aprovechará la velocidad de jugadores como Aleix Vidal, Arana o Navas. Arriba, sin André Silva, que no tiene ficha para este partido, Ben Yedder debería tener la oportunidad de resarcirse del penalti fallado en la Supercopa de España. En el centro del campo, y si no hay cambios de última hora, estarán Roque Mesa y Amadou, además de Banega, al que también se le espera aunque sea saliendo desde el banquillo en el césped artificial del Estadio LFF. Con unos 5.000 aficionados del equipo local, el Sevilla se mostrará ante un equipo que quiere seguir soñando en Europa. En este sentido, hay que recordar que los lituanos superaron con anterioridad al Klaksvík de Isla Feroe y al Vaduz de Liechtenstein.

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Doctor en Comunicación (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
RT @JesusToscano8: Coche robado en Salteras entre las 12 y las 2 de la tarde. Opel astra color negro. Matricula 3108HDK. Si alguien lo ve p… - 7 horas ago