Roque Mesa
Roque Mesa

El sueño de Roque

Historia de un luchador que cierra el círculo
Por  17:08 h.

Verano de 2016. Monchi construye el ambicioso proyecto para Jorge Sampaoli, y entre todos eligen al talentoso Roque Mesa, entonces en la UD Las Palmas, para fortalecer y embutir de personalidad al centro del campo sevillista. No era un objetivo fácil. Roque se había erigido en el mediocentro de moda, en el jugador que más balones robaba de Primera, superando en esa faceta recuperadora a mastodontes como Ivan Rakitic o Casemiro. Como se esperaba, la negociación fue dura. Durísima. Pero una calurosa tarde de julio se produce la fumata blanca. Las Palmas acepta las condiciones del Sevilla FC y los documentos están listos para firmarse. Sonrisas en Nervión, felicidad superlativa en el jugador… hasta que todo se va al traste en pocas horas. En la puesta de sol, el presidente canario, Miguel Ángel Ramírez, ha cambiado de opinión. Roque ya no se vende. Nadie explica aquella rocambolesca película mejor que el propio futbolista: “Un día del verano me acosté la siesta siendo jugador del Sevilla FC y al despertarme, ya no lo era. Me consta que estaba todo hecho. Sólo faltaba la firma. Si no hubiese pasado nada extraño, habría sido jugador del Sevilla, pero por una serie de circunstancias no pudo ser. Se lesionaron un par de compañeros y Las Palmas decidió no venderme. Yo soy un tío que ve las cosas de manera abierta y cuando las cosas suceden, pues suceden por algo. Al principio no entendí nada, pero luego se me pasó, intenté competir de la mejor manera”, contó Roque.

La historia de Roque Mesa (nacido en Telde hace 28 años) es la de un luchador hecho a sí mismo. Siendo un adolescente emigró a la península para probar suerte en la cantera del Levante y tras varias temporadas, antes de cumplir los 20, llegó a verse sin equipo. En ese momento pensó en dejar el fútbol pero su padre lo convenció de lo contrario. Debía seguir luchando. Bendito consejo. Roque luchó, creció en el Huracán y posteriormente en el filial del Tenerife, hasta recalar definitivamente en Las Palmas. Y todavía le quedaba un trayecto duro, con cesión incluida al Atlético Baleares. Fue en 2014 cuando Paco Herrera decidió subirlo al primer equipo y Roque Mesa explotó en gran pelotero. El verano pasado se consumó su traspaso a la Premier League, a las filas del Swansea: “Uno sueña desde pequeño poder llegar a ser futbolista… y si con ello puedes ayudar a tu familia, pues mucho mejor. Mucho mejor”, dijo el futbolista.

El presente, si nada se vuelve a torcer de manera estrambótica, le abre definitivamente las puertas del Sevilla FC. Roque cumplirá por fin su sueño. Lo calificó así él mismo, aquel largo verano del 2016 y en medio de la negativa de su entonces presidente Ramírez a aceptar la oferta sevillista: “Pido al presidente que entienda que el sueño de cualquier futbolista es poder competir en un club de Champions… No es por dinero, es por cumplir el sueño que tengo desde que empecé en este mundo del fútbol. Si cualquier aficionado fuese mi hermano o mi padre, entendería por lo que estoy pasando. Es el futuro de una familia humilde lo que está en juego”…

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 18 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @SalmonPalangana: Si hay algo que me enerve especialmente es el llorón con carácter preventivo. Y mas cuando los datos te dicen lo contr… - 3 horas ago