Los jugadores del Sevilla celebran la victoria ante el Leganés
Los jugadores del Sevilla celebran la victoria ante el Leganés

En busca del secreto del Sevilla

Las alegrías llegan a Nervión por el proyecto que tiene, por el modelo
Por  10:10 h.

La semana pasada, tras el pase del Sevilla a la final de la Copa del Rey, recibí una llamada de una radio de Villarreal. Querían hablar sobre cómo los de Nervión llevan años de éxitos, sobre dónde está el secreto de los sevillistas, para que así equipos como el Villarreal, por ejemplo, den un paso más y puedan jugar finales y ganar títulos. Lógicamente, no tuve una respuesta concreta, ya que no tengo la «fórmula mágica». Es más, ni creo que la haya ni creo que sea justo hablar de una única cosa para explicar lo que viene haciendo el club de Nervión en los últimos doce años. Hablar de presidentes, directores deportivos, entrenadores o jugadores en concreto sería muy pobre. Primero, porque han pasado varios por cada una de esas áreas. Y segundo, porque ningún éxito se debe a una sola figura. Sí es cierto que hay personas que tienen más peso y otras que tienen menos, pero lo que está claro es que las alegrías llegan al Sevilla por el proyecto que tiene, por el modelo.

Es decir, hay que ir más allá, hay que mirar a otros aspectos que se salgan del buen hacer de ciertos profesionales. Y ahí hay dos claves fundamentales para mí. La primera, la ambición del club. De los que están y de los que han estado. El crecimiento deportivo y económico del Sevilla durante los últimos años era casi impensable para la gran mayoría de los seguidores, pero sí que había muchos de los que estaban y están en la entidad que creían en ir dando saltos importantes. Y bien que los han dado. Hasta el punto de que el modelo es indestructible a pesar de los múltiples conflictos internos que hay por obtener el poder del club. Y la otra pata fundamental es la de la afición. Y no por lo que anima ni por el hecho de haber convertido el Sánchez-Pizjuán en un fortín, que también, sino por lo que exige. Esta temporada, cuando las cosas no salían, he escuchado a los sevillistas decir barbaridades de su equipo, pero siempre con un objetivo común: continuar siendo grandes. Y ni los árbitros, ni las lesiones, ni los líos judiciales han servido de excusa. El problema para los que quieren seguir los pasos del Sevilla es que estos dos últimos aspectos no se pueden copiar. Al menos, de un día para otro. Convertirse en un grande tiene mérito, pero mantenerse así en el tiempo a buen seguro que será objeto de estudio en el futuro.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes en ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
RT @Orgullo_Nervion: CRÓNICA --> Benfica-Sevilla (1-0): Faltan centrales y un delantero, como el comer https://t.co/7UlGlzJUAR vía @Montesd - 3 horas ago