Pablo Machín, en la banda del Bernabéu (Foto: Óscar del Pozo)
Pablo Machín, en la banda del Bernabéu (Foto: Óscar del Pozo)

La crisis del Sevilla

Los de Machín encadenan cuatro jornadas ligueras sin ganar, con dos empates y dos derrotas
Por  10:09 h.

Cuarto en LaLiga, en los cuartos de la Copa y en los dieciseisavos de Europa. Y en crisis. Así es el Sevilla FC. Así es la presión de los grandes que luchan por todo. Cualquier otro club se escudaría en las clasificaciones, que al final son las que cuentan, pero en Nervión siempre buscan ir hacia la excelencia. Y ahora es evidente que están lejos de ella. Por resultados. Por juego. El partido ante el Madrid ha hecho mucho daño, sobre todo, porque ha señalado a tantos pesos pesados que hasta Machín, que parecía intocable, salió en el punto de mira. Se avecina un tramo importante y el Sevilla debe volver a resurgir. Porque tiene mimbres para ello y porque ya hemos visto a este mismo equipo y a este entrenador salir de otra crisis parecida.

Los números no engañan. Dos derrotas consecutivas, una victoria en los últimos siete partidos y no gana como visitante desde el mes de septiembre. Todo eso ha provocado que se haya caído de la lucha por LaLiga, que Atlético y Real Madrid le hayan adelantado y que equipos como el Alavés, el Getafe y hasta el Betis le estén apretando por la cuarta plaza. El bajón ha sido considerable desde que se colocara líder, pero centrarse ahora en eso no arregla en nada. La clave está en encontrar el problema, en dar con la tecla. Machín ya lo hizo en septiembre, cuando a los de Nervión les costó arrancar. Entonces cambió el dibujo, consiguiendo engrasar la máquina y comenzando a ganar como sistema.

Y tiene que volver a hacerlo. Es evidente que hay cosas que no están funcionando, más allá de que volvamos a recalcar que cualquier sevillista hubiera firmado en verano estar en la situación que está el equipo a estas alturas. Por un lado está el tema físico, con futbolistas que lo están jugando prácticamente todo desde julio, porque hay que recordar que el Sevilla tiene en las piernas la fase previa de la Liga Europa y la final de la Supercopa. Machín pidió fichajes casi desde el primer día porque vio que, para competir al cien por cien, apenas tenía doce-trece jugadores. Los refuerzos ya están aquí y ahora el soriano tiene que repartir minutos.

Y luego está el asunto de la versión visitante, la que verdaderamente le está lastrando porque, además, ha coincidido con una parte del calendario en la que ha jugado más fuera que dentro. Toca hacer autocrítica para volver a tirar hacia arriba.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes en ABC de Sevilla
Ramón Román
@_chispi_ Supongo que todavía tengo que esperar algún añito más para volver a jugar contigo, así que mucha suerte e… https://t.co/R3C95pSCW6 - 21 horas ago