Sarabia celebra su gol ante el Barça (J. M. Serrano)
Sarabia celebra su gol ante el Barça (J. M. Serrano)

Sevilla: No hincar la rodilla como norma

El Sevilla podrá estar mejor (casi siempre) o peor (casi nunca), pero se caracteriza por la competitividad
Por  10:18 h.

Salió la bola del Sevilla en sorteo de la Copa del Rey cuando ya todo el mundo tenía en mente que la siguiente depararía un derbi. Pero no, peor aún, el nombre en cuestión fue el del Barcelona. Desde ese preciso instante, se le dio por favorito al cuadro culé. Lógico. Pero también hubo un porcentaje importante que directamente dio por imposible el pase de los de Nervión. Lógicamente, éstos no saben de lo que es capaz este club. No se molestaron, siquiera, en ver lo ocurrido durante los últimos años.

Porque el Sevilla podrá estar mejor (casi siempre) o peor (casi nunca), pero se caracteriza por la competitividad. Por plantarle cara a (casi) todos sus rivales, sean de mayor o menor entidad. Y si está tocado, en crisis o en línea descendente, pelea hasta el final para no hincar la rodilla. De hecho, en esta última década que cada vez se amplía más, nunca han podido rematarlo del todo. Siempre se ha vuelto a levantar.

Y eso se puede tomar también para la situación actual. Porque, si bien en la Copa del Rey las cosas se le han puesto bastante de cara tras el 2-0 que le endosó al Barcelona en la ida aprovechando que Ernesto Valverde reservó a tantos titulares que dejó hasta Messi en casa, la realidad es que los de Nervión se están encontrando con bastantes contratiempos. Durante todo lo que va de la temporada han sido múltiples las lesiones, a lo que ahora hay que unirle un cansancio acumulado debido a que empezó a competir antes y más que nadie y a que la plantilla, buena, ha estado corta de efectivos en varias fases debido a las dolencias y al nivel de algunos jugadores.

Da igual. O ha dado igual, hasta el momento. Porque el Sevilla ha vuelto a demostrar que no hinca la rodilla. Esperando a retomar la competición europea en febrero, ha salido de una crisis de resultados y juego en LaLiga con la goleada al Levante del pasado sábado, y ahora afronta con garantías el estar a un paso de meterse en unas nuevas semifinales de la Copa del Rey. Como es lógico, hay que repartir méritos, siendo Machín el que más se lleva, pero es evidente que también ayuda el trabajo hecho desde la dirección deportiva y el caminar del club en los últimos años. Bendita la ambición y la autoexigencia del Sevilla.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes en ABC de Sevilla
Ramón Román
@_chispi_ Supongo que todavía tengo que esperar algún añito más para volver a jugar contigo, así que mucha suerte e… https://t.co/R3C95pSCW6 - 1 día ago