Berizzo se dirige a sus jugadores en un entrenamiento del Sevilla
Berizzo se dirige a sus jugadores en un entrenamiento del Sevilla

Gris

La mejora, casi siempre, suele ser de manera gradual...
Por  19:00 h.

El miércoles, a las 22.30, apenas unos instantes después de que el Sevilla ganara al Spartak de Moscú y solucionara unos días antes con el Leganés deudas pendientes tras caer de manera estrepitosa en Valencia, las voces apuntaban a la mejoría y a la buena sintonía que se había abierto para lograr la clasificación a los octavos de la Champions League. Quedó dibujado el lado optimista y una corriente de entusiasmo que pareció olvidar problemas anteriores. El fútbol hace mucho que es eso. En sólo unos días, se pasó de la más absoluta decepción y depresión a la ilusión y motivación. Escribo estas líneas tras perder el equipo sevillista en Barcelona y encajarse de nuevo en algunas voces ciertos aires de pesimismo. De un día a otro, diría, incluso, en unas horas, en unos minutos, sólo se ven los errores y no hay nada que valga. En el fútbol pasamos del del negro al blanco o viceversa con tanta rapidez que nos olvidamos percibir que en medio hay un gris que es el que establece de manera más objetiva qué es lo que está pasando. La realidad es que el Sevilla se está aún construyendo. Y esa es una verdad que ni los números pueden negar. Cierto es también que el tiempo no es un valor que prevalezca en el fútbol y que las soluciones urgen. Pero la mejora, casi siempre, suele ser de manera gradual. Del negro al blanco, el gris.

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Doctor en Comunicación (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
La supercopa de España la dará TVE - 5 horas ago