Caparrós dialoga con Roque Mesa en un breve descanso del grancanario para refrescarse (Foto: J. M. Serrano/ABC)
Caparrós dialoga con Roque Mesa en un breve descanso del grancanario para refrescarse (Foto: J. M. Serrano/ABC)

Roque Mesa

¿Cómo pudo jugar el futbolista canario sólo 72 minutos con Montella en tres meses?
Por  14:03 h.

En una temporada tan atípica como larga, surgen numerosas preguntas en torno a la planificación realizada, los fichajes, la contratación y destitución de Berizzo, después, ídem con Montella, o la llegada de Caparrós y su capacidad para levantar al equipo. Habrá muchas respuestas y consiguientes aprobaciones o negaciones. Es la norma y el camino del fútbol cuando se acaba la temporada: se hace un análisis de todo lo ocurrido y se producen todo tipo de pensamientos, subjetivos, evidentemente. Sin embargo, hay una cuestión que con sólo realizarla entre los aficionados al Sevilla parece producir malestar. ¿Cómo pudo jugar Roque Mesa sólo 72 minutos con Montella en tres meses? Incomprensible. ¿Tan poco sabía Montella de fútbol? Hay matices que siempre estarán en duda y valores que sólo un entrenador podrá conocer bajo la intimidad de un vestuario y entrenamientos a puerta cerrada. Pero lo de Roque Mesa… lo veía todo el mundo. En la 2015-16 fue el jugador que más balones robó y lo quisieron más de diez clubes. Ahora, mientras que estaba en la sombra, Roque Mesa recibió numerosas llamadas de entrenadores deseosos por contar con él. ¿Todos lo veían menos Montella? A Caparrós, el sevillismo le debe agradecer muchas cosas, la primera, que llegó como salvador para meter al equipo en Europa justo cuando peor lo estaba pasando. Pero también está el devolverle a Roque Mesa el cariño del fútbol y que obvie cualquier llamada que no tenga que ver con el Sevilla.

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Doctor en Comunicación (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
@danielms31 Te sigo, Daniel - 7 horas ago