Jordán es felicitado por sus compañeros tras marcar en el Alavés-Sevilla (Foto: AFP)
Jordán es felicitado por sus compañeros tras marcar en el Alavés-Sevilla (Foto: AFP)

Líder

Nadie ha sumado más puntos que el Sevilla en las cuatro primeras jornadas del campeonato liguero
Por  12:40 h.

El primero. Cuatro jornadas. No es casualidad. Fruto del trabajo bien hecho. La foto está ahí. Nadie ha conseguido más puntos. Respaldo a lo que se viene haciendo, ilusión para lo que puede llegar. El Sevilla es el líder. Se puede debatir sobre el nueve, sobre los fichajes que juegan más o menos, sobre la suerte, los árbitros o lo que ustedes quieran pero quien comanda la clasificación es el Sevilla. Gasolina para su casillero. El mejor inicio posible. Confianza y seguridad antes de tener que compartir calendario con la exigencia europea, que ahí es cuando se verá la profundidad de la plantilla, pero mientras sucede eso y no, ahí está el líder.

Se hablaba estos días de los límites salariales, presupuestos y demás. Las pinturas, en definitiva, para los cuadros que elaboran cada equipo. Barcelona y Real Madrid son ahí intratables. Luego va el Atlético de Madrid, un trasantlántico disfrazado de equipo del pueblo, y el cuarto es el Sevilla. Pues ha subido tres puestos en esta clasificación en estas pocas jornadas. Llena la despensa a las primeras de cambio y desafía a las chequeras de los millonarios. Tiene ya argumentos en forma de puntos para cuando las cosas puedan venir regular o directamente para generar una ilusión hacia quién sabe dónde. Porque los límites que pueda tener este Sevilla aún no están marcados.

Sobre todo porque libra a libra es un conjunto bien hecho, competitivo y con un ramillete de futbolistas al alza. Lopetegui ha pasado de ser el foco de las críticas en la capital hace un año a mirar cara a cara el domingo al Real Madrid siendo el líder de la categoría. Y está bien rodeado con un Joan Jordán que ha explotado en jugadorazo en el Sevilla. Su soberbio gol de falta para decidir en Vitoria así lo atestigua. Y Ocampos, Reguilón, Fernando… Por supuesto, Jesús Navas. Una orquesta que funciona, que sabe sufrir y que compite. Un verbo que siempre se conjugó bien en Nervión y que ahora se interpreta a la perfección fuera de casa.

Porque el calendario no es que fuera fácil o difícil, sino que estaba dado la vuelta por las obras del estadio y tres de los cuatro encuentros para los de Lopetegui han sido lejos del calor de Nervión. Si la grada del Sánchez-Pizjuán era uno de los valores de este equipo, hacer un nueve de nueve en otros estadios no puede ser más que motivo de celebración para un conjunto en el que hay que medir únicamente cuál es su ambición y de qué pasta está hecha la segunda línea, que ahora tomará el lógico protagonismo que concedan las esperadas rotaciones.

Ahora todos querrán retar al líder. Primero el Qarabag, después del Real Madrid. Y así hasta lo que dure. Debe vivir el puesto con cabeza fría. Ya lo fue la temporada pasada pero no supo reaccionar bien y acabó más lejos de lo que podía pensarse entonces. Ahora se ve un equipo construido con pilares sólidos. Que impidió que Vaclik tuviera que ser protagonista en Mendizorroza. Que decidió con un gol de falta directa. Que supo leer lo que pedía el encuentro. Que se llevó tres puntos y volvió a casa como el primer clasificado, mirando a los 19 restantes desde arriba. Ahora viene la Liga Europa, otra historia, pero en LaLiga todos están por detrás del Sevilla.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Redactor Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @NachoLiano: Michael Johnson volvió a ser parte del viento en Sevilla veinte años después https://t.co/QTWomucEFM vía @abcdesevilla - 17 horas ago