Banega, Koundé y Susp, tras el Sevila-Alavés (Foto: J. J. Úbeda)
Banega, Koundé y Suso, tras el Sevila - Alavés (Foto: J. J. Úbeda)

Atasco

A la grada no le gusta lo que está viendo en un Sevilla al que le falta tranquilidad y fluidez
Por  10:06 h.

Se le han juntado todos los problemas al Sevilla en unos días. Una pila de dudas que ensombrecen la temporada. Otea desde el amenazado cuarto puesto, tras perder el tercero, este vaivén de la temporada. La eliminación en la Copa del Rey dolió. Y las heridas no están curadas, como demostró el grupo de Lopetegui ante el Alavés en Nervión. Llegó el atasco en febrero. Todos los equipos han pasado por él. Adiós a una competición que generaba esperanzas de alegrías y paso atrás en LaLiga, donde más fiabilidad estaba mostrando. Música de viento de una grada a la que no le gusta lo que está viendo, que desaprueba el frenazo y que quiere más de los suyos, algo acorde a lo que pueden dar, porque ya lo han demostrado en el curso presente.

Los motivos los cocinarán en su laboratorio Lopetegui y sus ayudantes pero salta a la vista que un puñado de futbolistas que han sido fiables durante la temporada han bajado sus prestaciones. Peligroso por ser las semanas en las que hay cruces decisivos, partidos sin vuelta, vuelos sin colchón, como fue el de Miranda de Ebro y como lo será el doble choque ante el Cluj en unos días. Lo peor, por coincidente, en los duelos ante Mirandés y Alavés es que sucedieron muchas cosas y pocas a favor del Sevilla. El equipo que generaba peligro y atosigaba a los rivales no se reconoce.

Banega está en el ojo de todos los huracanes. El anuncio de su marcha al final de la temporada y su decisión de optar por los billetes árabes ha sido realmente inoportuno. Ya condiciona todas las valoraciones. Para lo bueno estará de despedida y para lo malo es que ya se ha marchado. Ahora está sucediendo lo segundo, que se interpreta que ya tiene la cabeza más allí que aquí. Y eso no es lo ideal para el que se considera cerebro de este grupo. Banega ha sido y sigue siendo capital en el Sevilla y es decepcionante que dentro del campo no esté aportando lo que suele. Pero el argentino no está solo en esta percepción de descenso de cualidades. A Reguilón también se le ha visto mejor en otras fases de la campaña, quizás cuando los rivales esperaban menos sus fulgurantes internadas. El problema ahí es que su sustituto no levanta la mano para generar competencia, puesto que Escudero no ha aprovechado ninguna de las oportunidades que ha tenido. Otra desconexión es grupal. La que afecta a los integrantes de una segunda línea a la que ahora llega Suso con prisas pero con falta de adaptación. Nolito, Mudo Vázquez, Óliver Torres… Han dejado el brillo atrás. Les cuesta más decidir.

Enero ha servido para que Monchi busque mejoras ofensivas con el citado Suso y con En-Nesyri. Se ve que Lopetegui aún ve por hacerse al marroquí y respeta la jeraraquía de De Jong. De la puntería de En-Nesyri dependerá mucho la valoración de su incorporación, como no puede ser de otra forma. Hasta ahora no está atinando demasiado. Suso acaba de debutar.

El atasco se arregla jugando y ganando. El Sevilla sigue siendo incómodo para sus rivales y el Alavés, con poco, ya estaba celebrando el punto conseguido en Nervión. LaLiga está concediendo oportunidades puesto que el Atlético apenas comparece para las posiciones en las que suele competir y es el Getafe el que más en forma parece estar ahora. Tranquilidad le falta al equipo sevillista sobre el campo para recuperar la fluidez, intensidad y determinación con la que se ha mostrado para atraer piropos e ilusionar a los suyos. En Vigo tendrá otra oportunidad para ello.

Mateo González

Mateo González

Redactor Jefe de Sección de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Redactor Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @AFDLP: El Real Betis, reconocido con uno de los Premios Andalucía de los Deportes 2019 https://t.co/rKKO0orVTA #Betis - 26 mins ago