Reguilón salta sobre Nolito celebrando el gol del sanluqueño en el Espanyol-Sevilla (EFE)
Reguilón salta sobre Nolito celebrando el gol del sanluqueño en el Espanyol-Sevilla (EFE)

Sevilla FC: Dar primero

Dar primero es lo más importante. Expulsa las dudas, calla a los agoreros y permite que se construya desde lo positivo
Por  10:06 h.

Y dos veces. Si había dudas, se despejaron con un triunfo. No era fácil la empresa que tenía por delante el Sevilla. El equipo reconstruido, el grupo por ahormarse, el de la revolución en verano, el que fue de más a menos. El Espanyol llegaba de competir, de superar dos rondas en Europa y actuaba en casa. Pero competir es un verbo que se ajusta perfectamente a lo que se fabrica en Nervión. A lo que firman los que visten de blanquirrojo.

Un ejemplo claro es el de Nolito. En una semana en la que hemos visto el elogio a Adrián, que pasó del paro a ser el héroe de un título con el Liverpool, el de Sanlúcar ha protagonizado una situación paralela. La pasada campaña actuó a ráfagas antes de una dura lesión que prácticamente sellaba su finiquito. El mercado se abría para todos y Nolito estaba señalado por su edad, alta ficha y rendimiento previsiblemente inferior a lo que demandaba este Sevilla. Y, como no hay espacio para rendirse sobre todo para quien tiene el duro, el delantero se armó de lo que sabe, de fútbol de verdad, para ganarse no sólo un puesto en el once, sino rubricar con el 0-2 el triunfo en la primera jornada.

Porque dar primero es lo más importante. Expulsa las dudas, calla a los agoreros y permite que se construya desde lo positivo. Cuando las cosas funcionan todas las decisiones parecen acertadas. La temporada sólo ha empezado. No acaba aquí. Pero sí es relevante tomar el carril correcto con la velocidad precisa para presentar credenciales hacia lo que se aspira. Un año más, a todo lo que pueda estar en su mano. Ya decíamos que una de las virtudes con las que podía plantarse el Sevilla esta campaña era la competencia en todas sus líneas. Y eso abrirá debates en cada convocatoria. Que si tal se quedó fuera, que si cual no ha entrado. Y todo llevará a conclusiones precipitadas. Hay mucha igualdad en el plantel, lo que hará que todos sean imprescindibles pero ninguno insustituible. El peligro para el rival aparece por cualquier lado.

En la pretemporada se veía que de lo mejor que presentaba el Sevilla era su equilibro. Su manera de compensar en el centro del campo las coberturas hacia quienes se descolgaban arriba. Joan Jordán y Fernando son el contrapeso en la polea para que Jesús Navas y Reguilón puedan volar. Las bandas largas, los centrales atentos y poderosos por arriba y los delanteros ofreciéndose. Detalles y más detalles. El Espanyol no es un equipo del montón. Ha perdido efectivos pero tiene ritmo y ganar en Cornellá no será fácil este año. Saber competir con y sin balón es algo de lo que un entrenador puede sentirse orgulloso, como hace Lopetegui.

Ahora resta tener los pies en el suelo y que vuele la ambición. El Sevilla no ha hecho más que empezar. Ganar en la primera jornada siempre da buenas vibraciones pero restan 37 más. Y el camino que se prevé largo en Europa. A todo tiene que mirar de cara y con el colmillo bien afilado el grupo de Lopetegui.

Dando primero se suma de tres y permite buscar continuidad a lo ya ejecutado. El Sevilla hace lo que debe. Las conclusiones no tienen que precipitarse más allá de lo visto y de lo lógicamente exigible. Queda tanto que tres puntos es un grano de arena en la montaña que debe erigirse. Ganar y seguir adelante con la confianza que da dar primero.

 

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Redactor Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
Oportuno reportaje de @Jaime_Parejo en @Orgullo_Nervion sobre los países en los que ha jugado el #SevillaFC. Mañana… https://t.co/0NrPmdUn5p - 3 mins ago