José Castro, presidente del Sevilla FC.
José Castro, presidente del Sevilla FC.

ERTE: Confesionario de la cuarentena en Nervión

«El grueso de la plantilla estaba por un consenso para no pedir el ERTE, pero hay unos pocos, muy pocos, que se han negado en redondo»
Por  9:16 h.

«NO te puedes imaginar como andamos de apurados, no te digo nada los altos cargos implicados, con la situación planteada por el ERTE. Y encima la prensa dándonos caña. Lo que no se sabe es que nos hemos visto abocados a ello por la falta de acuerdo unánime con los jugadores. Y eso que el grueso de la plantilla estaba por un consenso con el club, pero hay unos pocos, muy pocos, que se han negado en redondo. Ya te figuras quiénes son algunos. Ahí anda Monchi, al que tenemos loco, tratando de convencer a los renuentes y a sus representantes. Esperamos de todas formas que al final se pueda llegar a una solución amistosa; por lo pronto, este viernes se debe dar viabilidad al ERTE, vía la Junta. El asunto, con la ayuda imprescindible de departamentos del club, lo está llevando un bufete especializado externo. Marzo se ha pagado entero para tranquilizar a los empleados y ya hemos comunicado que hay voluntad de complementar los sueldos más bajos, porque esa ha sido desde el principio nuestra gran preocupación. Tanto se habla de la buena situación del club que la gente puede creerse que nadamos en la abundancia. Nada de eso. En verano se hizo un desembolso enorme y en el mercado invernal, con Suso y En Nesyri, se comprometieron más de veinte millones y el caso es que los cedidos no han reportado nada. La situación no es nada boyante y ahora este parón, que no sabemos en qué va a desembocar, compromete la viabilidad futura de la entidad. Fíjate que no hemos podido colaborar económicamente en esta crisis sanitaria y nos hemos limitado a realizar una humilde campaña de apoyo a los mayores. Pero sabemos que hay que dar un paso más. Los accionistas, como han anunciado otras grandes empresas, podrían no recibir dividendos o ser estos muy modestos, y somos conscientes de que los aficionados esperan que el consejo y los altos cargos, aunque estos estén teletrabajando a tope, nos rasquemos el bolsillo. No podemos pedir sacrificios a los demás que no seamos capaces de soportar nosotros. En eso creo que hay unanimidad, pero al no concretar las medidas, no supimos trasladarlo a la opinión pública. Lo mismo el presidente debería hablar…».

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes ABC de Sevilla