Aficiones del Betis y el Sevilla FC durante un derbi (Foto: EFE)
Aficiones del Betis y el Sevilla FC durante un partido (Foto: EFE)

El derbi del compromiso social lo ganamos todos

Celebremos que sevillistas y béticos van a llegar al descanso y al final de la contienda con el marcador a favor. No es partido para pusilánimes
Por  9:44 h.

Ver ganar en la misma jornada al Betis y al Sevilla es un raro acontecimiento que, por otra parte, no es cosa que despierte demasiado entusiasmo en nuestro muy cainita mundo futbolístico. No hay felicidad plena si el rival moja. Sin embargo, mañana, 15 de marzo para recordar mucho tiempo y no porque sea festividad de Santa Leocricia y San Sisebuto, ni Día Mundial del Consumidor, sevillistas y béticos van a tener motivos para sentirse orgullosos de una victoria el mismo día, a la misma hora y en el mismo partido.

En el altar de los sacrificios, en pos de salud para todos, estará nada menos que el derbi. El partido del año lo hemos convertido, desde antes incluso de la suspensión de la Liga y por mayoritaria petición social, en el evento más prescindible de estos tiempos de zozobra. Está por ver si la cita en el Ramón Sánchez-Pizjuán es un aplazamiento o una suspensión en toda regla. En realidad da igual, porque lo importante no son esos noventa minutos sino los muchos más que nuestro compromiso y responsabilidad social vamos a garantizar a nuestros vecinos de localidad en el encuentro y antes, durante y luego de la confrontación, a tanto actor necesario del mismo cuyas posibilidades de infección aumentarían de manera exponencial en el supuesto de llevarse a cabo.

Uno, que trina cada vez que se suspende la competición por los partidos de la selección española, se lo va a tomar como si fuera una goleada a Malta, a Luxemburgo o a Liechtenstein (a Gibraltar, no, que sería en propia puerta), pero disfrutándolo mucho más, porque el vencido va a ser el puñetero Coronavirus C.F. Tiempo habrá de comentar el posible corolario a la temporada, marcada ya de manera indeleble como una de las más tristes de la historia no sólo del fútbol sino del deporte mundial. Todo va a depender de lo que dure este partido contra la pandemia que, desgraciadamente, aún anda por el primer tiempo para nosotros. Mientras, celebremos que mañana sevillistas y béticos van a llegar al descanso y al final de la contienda con el marcador a favor. No es partido para pusilánimes, hay que ganarlo sí o sí.

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes ABC de Sevilla